Vicepresidente del Real Moto Club joaquín zabalza

"Pedimos que se señalice que por el carril bus también pueden circular las motos"

04.10.2020 | 01:01
"Pedimos que se señalice que por el carril bus también pueden circular las motos"

El Real Moto Club de Gipuzkoa, fundado en 1915, defiende las motos dentro de la movilidad donostiarra y aboga por tratar a estos vehículos con más cariño

Donostia – El vicepresidente del Real Moto Club de Gipuzkoa, Joaquín Zabalza, cree que el elevado número de motoristas en Donostia merece una mayor atención por parte del Ayuntamiento, al que reclama medidas para mejorar la seguridad de todos.

En Donostia hay más de 26.000 motos, lo que supone que uno de cada trece vecinos posee una. Pero, ¿cuál es el tipo más habitual?

–Hay muchas motos, y no solo en Donostia, en toda Gipuzkoa. Los guipuzcoanos somos muy motoristas. En la capital el tipo más habitual son scootter y motos de 125 centímetros cúbicos. Cuando se permitió conducirlas con el carné de coche, se notó mucho incremento.

Un reciente estudio hecho por aseguradoras dice que el índice de mujeres motoristas es el segundo del Estado, tras Barcelona.

–Sí, hay muchas mujeres. Y, en general, el motorista donostiarra es muy respetuoso. Desde que comenzó la obligación de llevar casco, hace 30 años, todos lo llevamos, a diferencia de lo que sucede en otras ciudades, en las que ni se multa.

¿También los coches son tan respetuosos hacia las motos?

–En caso de siniestro entre coche y moto, el 30% de las veces la responsabilidad es de la moto y el 60% es del coche. La mayoría de las veces dicen que no nos han visto y puede deberse a maniobras rápidas, mal indicadas€

Los reflectantes que se aconseja llevar se ven en carretera, pero no tanto en ciudad, ¿no podría mejorar la seguridad llevarlos también en ciudad?

–Es verdad que se ven menos y todo suma, pero en ciudad no creo que sea el elemento que nos salve de accidentes.

¿Qué cambios creen que hacen falta en la ciudad para mejorar la seguridad de los motoristas, para que no molesten a los demás ni sean molestados?

–Hace un año nos dirigimos a todos los partidos políticos del Ayuntamiento para pedirles un cambio de sensibilidad hacia las motos, sobre todo para salvaguardar la seguridad en general y de los motoristas en particular. Queríamos que se eliminaran todos los elementos peligrosos. Por ejemplo, pintura de pasos de peatones resbaladiza, alcantarillas, arquetas, farolas, semáforos en mal estado€ No tiene sentido que se ponga una rejilla enorme para el parking de Alderdi Eder y el tiempo demuestre que hay que quitarla por los muchos accidentes que provoca. Hubo que esperar a que condenaran al Ayuntamiento en un montón de ocasiones para que se decidiera a quitarla. Todas las rejillas que se ponen en la calzada son superdeslizantes y la responsable de Movilidad me decía que las que están en recto no. Pero sí. Por ejemplo, en la calle Urbieta, frente al mercado de San Martin, hay una serie de ventilaciones, en las que si tienes que frenar en mojado te vas al suelo. Da igual que sea en recto. Llevamos tiempo pidiendo mejoras en este tipo de cuestiones.

¿Y no consiguen mejoras?

–Hace años, había una brigada municipal que hacía el mantenimiento de la ciudad y notábamos más feeling. Si te quejabas de algo concreto, lo arreglaban. Ahora subcontratan todo y las reparaciones necesarias no se hacen con agilidad. El mantenimiento es peor. Se nota en la pintura del paso de peatones, en los parcheos€ A veces los carriles bus están hechos un asco.

Las motos en Donostia pueden ir por los carriles del bus aunque muchos conductores lo desconocen y se molestan.

–Sí. Se puede ir desde hace 30 años. Fue en época del alcalde Xabier Albistur. Lo hizo por seguridad, para salvaguardar las motos y con mucho miedo al principio porque se podría perjudicar al autobús, pero el tiempo ha demostrado que no, que podemos convivir. Desde entonces estamos ahí, pero no conseguimos que se señalicen correctamente estos carriles para que, en caso de accidente, no tengamos problemas. Nos dicen los políticos que no señalizan el carril con la palabra "moto" ni ponen señales porque son los técnicos los que no quieren. Pero hay puntos delicados, por ejemplo, cuando los coches tienen que girar a otra calle pasando sobre el carril bus, en los que sucede que los coches alegan que no nos ven a las motos.

O sea, ¿quieren que se pinte y se señalice carril bus-moto?

–Sí. Hay gente que piensa que no podemos ir por el carril bus. Con el tiempo, ha habido sentencias en las que le han dado la razón al coche, pero tras los recursos, han ganado los motoristas porque, independientemente de si vas bien o mal, el conductor que va a girar tiene que mirar si viene alguien. Para evitar eso y no generar dudas, queremos que se señalice con la palabra moto. Hemos demostrado que no hay problema. Donostia fue pionera en permitirlo y luego se han ido incorporando ciudades. En otros países, incluso, los coches se retiran cuando ven que tienen una moto detrás para dejarles pasar. Si tienen sitio, claro.

¿Qué más reclamaciones tienen?

–Tratamos de luchar por la seguridad. Al Ayuntamiento ya le hemos mandado fotos de calzadas con vías de doble carril donde se crea un paso en medio para las motos, como algunos bidegorris. En otros estamentos europeos la moto la ven con buenos ojos. La parte negativa es la contaminante, pero las motos ahora consumen poquito y el futuro de la moto será eléctrico. No ocasionamos atascos ni problemas.

¿Hay suficientes aparcamientos de motos en Donostia?

–En Donostia no se aparca sobre la acera, las multas y la presión han hecho que no se haga, pero creemos que en algunos puntos se podría. Hay que ser algo flexible porque la ciudad, además, no es igual en verano que en invierno. Por ejemplo, el aparcamiento de motos en la Zurriola en invierno está vacío. ¿Por qué no lo compartimos? En otras zonas peatonales también se podría dar más más flexibilidad en verano.

Hay quien critica que las motos puedan aparcar entre coches en la zona OTA. ¿Qué opina?

–Me parece bien porque en el sitio de un coche caben varias motos. Lo que no entendemos es que la OTA sea de pago. Se puede hace un sistema de aparcar en tiempo limitado. Pero no tiene por qué ser de pago. Hay gente que no quiere que aparquemos en zona OTA porque no pagamos.

¿Qué relación tienen con Kalapie?

–Yo personalmente también ando en bici, al igual que muchos motoristas. En el Consejo Asesor de Movilidad, donde estábamos todos, el colectivo ciclista presentaba propuestas muy buenas, que se han ido aceptando por el Ayuntamiento. Sus propuestas son adecuadas, pero no todo el mundo puede andar en bici.

Recientemente se opusieron a la idea de Kalapie de eliminar los semáforos y reducir la velocidad a la de las bicicletas.

–Si vas en un vehículo a motor a 12-15 kilómetros por hora vas parado. Creo que se han olvidado de otros colectivos, como los invidentes. Y hay que preservar al peatón, pero donde se convive, está indefenso también ante la bicicleta. En algunos bidegorris, aunque los peatones tienen preferencia, no pueden ni cruzar porque no les dejan. Hace falta educación.

¿Qué medidas proponen para mejorar la educación vial?

–Propusimos al Ayuntamiento que los menores infractores hiciesen acciones sociales sustitutorias de la multa, como ha estado impulsado algún juez. Tanto para ciclistas como para motoristas, e incluso los peatones, que nos saltamos muchos semáforos. Para inculcar el respeto. Era una de las propuestas que hicimos y se quedaron en el tintero. Cada colectivo tiene que asumir su mea culpa. También hay que potenciar que se usen los bidegorris y que, si los hay, no se vaya por la calzada.

¿También solicitó el Moto Club una franja antes de los semáforos para que salgan las motos antes sin molestar a los coches y sin zigzaguear entre ellos?

–Sí, pero el Ayuntamiento lo reinterpretó y lo puso para bicis. La moto es más ágil a la hora de salir. En el caso de las bicis no siempre pasa lo mismo. Si hay un poquito de cuesta, se queda el ciclista parado y le pasan los coches. Hay muy pocas de estas franjas, pero se crearon por petición de las motos.

¿Creen que la moto puede contribuir a la movilidad?

–Todos los planes de movilidad del Ayuntamiento proponen eliminar el coche y elementos motorizados como la moto, y potenciar el peatón y la bicicleta. Dentro de la movilidad, hay un elemento nuevo que son los patinetes, que cada vez van a más y no llevan ni matrícula ni seguro. Los veo bastante peligrosos. Y las bicicletas eléctricas de Dbizi casi confluyen con lo que puede ser una moto eléctrica. Tenemos muy pocas reuniones con el Ayuntamiento, por no decir ninguna. La concejala de Movilidad, Pilar Arana, nos ha dicho públicamente que los motoristas somos unos quejosos, que hacemos muchas reivindicaciones. Recientemente, en una entrevista en una radio le preguntaron cómo había ido a la entrevista y dijo que en coche porque su programa de trabajo no le permitía ir de otro modo. Y pasa lo mismo con muchos ciudadanos, que no pueden ir en bicicleta a trabajar.

¿Cree que las motos pueden colaborar a descongestionar el tráfico?

–Es el vehículo más ágil. El Ayuntamiento ha ocultado una experiencia que se hizo hace cuatro años con un resultado curioso. Nos convocó a una moto, un coche, un ciclista, un marchador (con bastones) y una peatón. Había que ir de Morlans a las Universidades y luego al Ayuntamiento. Yo fui personalmente en moto. Gané por goleada. Luego llegó el coche, que reconoció que ese día no tuvo problemas para aparcar. Detrás llegó la bici y el marchador. En último lugar, la que fue andando y en transporte público. Nos sacamos una foto porque iban a dar a conocer el estudio, pero no lo hicieron. El autobús perdió. Quizás si se hubiera elegido otro recorrido hubiera ganado. Pero sucedió así y está claro que no todo el mundo puede ir en bici o transporte público a trabajar. La moto es lo más ágil.

¿Para tener una moto eléctrica hace falta un garaje?

–El Ente Vasco de la Energía hizo una experiencia con motos eléctricas en Bilbao, pero la realidad es que no hay enchufes. Mi opinión particular es que el vehículo eléctrico aún se tiene que desarrollar mucho porque no se puede almacenar la electricidad. Habría que reestructurar toda la red eléctrica porque es como si hubiera que poner una vitrocerámica cada la raya de garaje. Luego se está estudiando crear baterías de quitar y poner pero, por ahora, en las electrolineras de carga rápida hay que estar un cuarto de hora cargando. Y las baterías de ahora son todas chinas.

"En los siniestros, el 30% de las veces la responsabilidad es de la moto y el 60%, de los coches"

"Ahora subcontratan todo y las reparaciones necesarias en las calzadas no se hacen con agilidad"

nombre

Cargo

"Se puede hacer un sistema de aparcamiento limitado en el tiempo pero no tiene por qué ser de pago"

"Propusimos al Ayuntamiento que los menores infractores hicieran servicios a la comunidad "

nombre

Cargo

"Ahora el Ayuntamiento subcontrata todo y las reparaciones en las calzadas no se hacen con la agilidad necesaria"

"Propusimos que los menores infractores hiciesen labores sociales sustitutorias en vez de pagar las multas"

"En los siniestros que se producen entre motos y coches, el 30% de las veces la culpa la tiene la moto y el 60%, el coche"

"Está bien que haya un tiempo de aparcamiento limitado en las calles, pero no tiene por qué ser de pago "