Fundación Emaús aspira a reutilizar el 45% de los muebles retirados de los hogares

El sistema implantado hace dos años en Intxaurrondo empieza a funcionar también en Loiola y Martutene

14.02.2020 | 06:21
Muebles en el exterior de una vivienda, listos para ser retirados.

donostia - Los barrios de Loiola y Martutene cuentan desde este mes con la posibilidad de que Fundación Social Emaús les recoja los muebles viejos en sus propios domicilios, al igual que sucede desde hace dos años en Intxaurrondo de modo experimental. La recogida de enseres voluminosos en el hogar permite que sean reciclados y reutilizados, a diferencia de lo que sucede cuando se depositan en al calle, donde su deterioro dificulta que puedan volver a los hogares.

El Ayuntamiento de Donostia ha adjudicado la recogida de enseres voluminosos en los tres barrios a Fundación Social Emaús, según anunciaron ayer la concejala de Espacios Públicos, Marisol Garmendia, y el director de la empresa, Javier Pradini. "Hay una considerable diferencia entre dejar muebles y otros residuos voluminosos en la vía pública para que sean retirados en los días señalados por los servicios de recogida de basura o llamar a este nuevo servicio de recogida a domicilio, que busca el aprovechamiento de los enseres descartados", destacó Garmendia.

Para utilizar este servicio, los vecinos de Intxaurrondo, Loiola y Martutene deben llamar al 943 630 999 y concertar una cita con los recogedores, que se desarrollará entre las 8.00 y las 20.00 horas de lunes a viernes y los sábados, de 8.00 a 16.00 horas. También se puede concertar la cita en el correo voluminososdonostia@emaus.com o mediante la opción de recogidas de www.emaus.com.

Pradini explicó que la fundación pretende conseguir que un 45% de los enseres recogidos en los domicilios puedan ser reciclados. En la experiencia llevada a cabo hasta ahora en Intxaurrondo se pudieron reutilizar el 40% de los objetos, mientras que el 9% se usó para reciclaje. El resto se tuvo que tirar.

Los objetos que pueden ser retirados en este servicio municipal son muebles como sillones, sofás, sillas, colchones, objetos de cocina y también libros. Electrodomésticos grandes y pequeños así como lámparas, herramientas eléctricas, equipos deportivos y juguetes también se pueden donar a Fundación Social Emaús para que los repare o ponga en condiciones para que puedan ser reutilizados. Pradini explicó que no es conveniente que los muebles sean desmontados, ya que es más adecuado que lo hagan los especialistas, con el fin de que puedan ser reutilizados o aprovechados por piezas.

La recogida de enseres voluminosos se dará a conocer con una campaña bajo el lema Bira Bira/Dale la vuelta, que hace hincapié en las ventajas de la recogida a domicilio, y que contará con actividades para escolares y personas mayores en los tres barrios que pueden hacer uso de la propuesta. "Se trata de un servicio gratuito para el vecindario de estos barrios", dijo Garmendia, que añadió que si los muebles y enseres se dejan en la calle sin respetar los días y horarios establecidos "producen un innegable y negativo impacto visual y suelen romperse con la consiguiente peligrosidad, además de quedar sometidos a merced de la lluvia u otros condicionantes climatológicos, con lo que dejan de ser susceptibles de reutilización".

Otra ventaja del sistema es que es más cómodo para las personas mayores, solas o con alguna dificultad física.

Los enseres recogidos se reparan o preparan en diversos talleres de Fundación Emaús para su venta posterior, en las tiendas de la plaza de Centenario y Mundaiz.

En el resto de Donostia los ciudadanos deben depositar sus enseres voluminosos al lado de los contenedores en determinadas jornadas. En la Parte Vieja, Centro, Amara, Antiguo, Aiete, Igara, Igeldo y Miramon la recogida es los lunes miércoles y viernes de 21.30 a 22.30 horas. En Gros, Egia, Altza, Herrera y Riberas de Loiola, la recogida es a la misma hora los martes jueves y sábados.