Las multas derivadas de los radares aumentaron un 28% el pasado año

Se registraron 7.776 denuncias y casi 4.000 sanciones por exceso de velocidad en la trama urbana

13.02.2020 | 06:22

donostia - El número de sanciones que impuso el pasado año el Ayuntamiento de Donostia basándose en los datos obtenidos por los radares aumentó un 28%. En concreto, se registraron 3.948 multas, mientras que el año anterior habían sido 3.077. El crecimiento en el número de sanciones a lo largo de 2018 había sido mucho mayor, de un 115%, un elevado incremento que el Ayuntamiento achacó a que los radares se habían sacado más veces a la calle y no a que los conductores habían provocado más infracciones por velocidad.

Las denuncias por circular a velocidades mayores que las permitidas fueron más que la multas en 2019 y ascendieron a un total de 7.776 a lo largo de todo el ejercicio. Los meses de febrero y marzo fueron los que mayor número de denuncias contabilizaron, con 1.354 y 1.359, respectivamente. Por el contrario, en noviembre se registraron 37 y en diciembre, 85.

El aparato que mayor cantidad de infracciones captó fue el situado en Riberas de Loiola, donde se produjeron 3.948 irregularidades que terminaron en multa. Le siguió el radar móvil, que va cambiando su ubicación, y conllevó 3.214 sanciones. Los otros dos dispositivos del Consistorio cazaron a menos infractores. El que se sitúa en el entorno de Zorroaga fotografió a 204 vehículos a velocidades excesivas mientras que el que trabaja en la zona Este de Donostia captó a 400.

Los radares fijos del Ayuntamiento rotan por las ocho cabinas instaladas. Además, el denominado multacar recorre las calles y sanciona por aparcamientos indebidos.

La adquisición por parte del Ayuntamiento en 2016 de un radar móvil que puede ser manejado por los agentes de movilidad o guardias municipales en numerosos lugares aumentó notablemente el número de sanciones por exceso de velocidad. Solo a lo largo de 2017, el radar móvil produjo tres veces más de multas que los fijos.

recaudación para ong La adquisición y puesta en marcha del dispositivo móvil fue criticada por algunos sectores, como el PP del Ayuntamiento, que aseguraban que la finalidad de su uso era recaudatoria. Con el fin de rechazar esta acusación, el Gobierno municipal optó por destinar lo recaudado en multas por este dispositivo a ONG como Zaporeak.

Además, informa cada día en la web municipal dónde se encuentra el radar móvil en cada una de las jornadas en las que sale a la calle.

A lo largo del año 2018, la capital guipuzcoana registró 1.702 accidentes, 81 menos que el año anterior, gran parte de los cuales tuvieron con ver con la velocidad de los vehículos. Sin embargo, también se registraron choques y atropellos, en los que el motivo del siniestro no fue la velocidad, aunque este factor sí tuvo incidencia en el resultado.