La mancomunidad avanza en el sellado del vertedero de Urruzuno

Perfora cinco pozos para conocer la composición de los gases del subsuelo en la zona situada junto al polígono de Albitxuri

06.10.2020 | 00:23
Contenedores en la zona 2 del antiguo vertedero elgoibartarra. Foto: J.L.

Elgoibar – La mancomunidad de Debabarrena sigue avanzando en el proceso que ha puesto en marcha con el objetivo de sellar de manera definitiva y recuperar ambientalmente la denominada zona 2 del vertedero de Urruzuno; un ámbito situado junto al polígono elgoibartarra de Albitxuri que entre los años 2001 y 2006 fue utilizado para el depósito de residuos industriales inertes.

El último paso que ha dado la entidad comarcal para avanzar en el sellado del vertedero ha consistido en la perforación de cinco pozos "para el análisis de los gases subterráneos". Dichas analíticas se llevarán a cabo "en breve" y permitirán conocer "la composición y concentración de los gases". En función de los datos que se extraigan de esos análisis "se podrá valorar cual es el sistema de drenaje más adecuado para la extracción de dichos gases".

?Desde la mancomunidad de Debabarrena explican que, según los requerimientos realizados por el Gobierno Vasco en la Autorización Ambiental Integrada, "en el proceso de sellado es imprescindible tener una red de captación y eliminación de los gases que puedan existir en la parte subterránea del antiguo vertedero".

Esa es la razón por la que la entidad comarcal ha realizado las citadas cinco perforaciones (los pozos tienen entre 8 y 12 metros de profundidad y 35 centímetros de diámetro), que las que se han instalado "unos tubos con terminación en forma de campana que después servirán para realizar las analíticas de los gases".

Hacia la parte superior, los tubos instalados en las cinco perforaciones alcanzan una longitud de 1,70 metros "con el fin de permitir la secuencia de sellado prevista en la Autorización Ambiental Integrada".

La mancomunidad contratará "este mismo mes de octubre" a la empresa que se encargará de realizar las analíticas "para poder conocer con exactitud los gases que se hayan podido generar en la descomposición de los residuos vertidos hasta 2006".

Además de la perforación de los cinco pozos, la mancomunidad está a punto de concluir otros trabajos en el proceso de sellado del antiguo vertedero como "el Informe Preliminar del Suelo, la redacción del texto refundido del Programa de Vigilancia Ambiental y el Balance Hídrico", avanzan desde la entidad.