Ayudas para la población más vulnerable

Arrasate atiende las necesidades básicas con ayudas en especie, según los miembros de la unidad familiar

01.04.2020 | 00:20
La ayuda pretende responder a las necesidades básicas urgentes como la compra de alimentos. Foto: N.G.

arrasate – El Ayuntamiento de Arrasate, a través del departamento de Servicios Sociales, ha abierto una línea de ayudas económicas para "garantizar unos recursos mínimos" a la población más vulnerable, cuya situación se ha visto empeorada con las consecuencias derivadas del COVID-19. Esta nueva medida se lleva a cabo en especie y se hace llegar a sus beneficiarios con la colaboración de Cruz Roja Alto Deba. "El objetivo es asegurar las necesidades urgentes básicas generadas por la crisis del coronavirus, como es el caso de la comida y los menores de edad", explicó ayer el Consistorio en una nota.

Se han establecido, de este modo, los siguientes importes semanales en función de los integrantes de la unidad familiar: 50 euros si se trata de un solo miembro; 75 euros de dos; 100 euros de tres; 150 de cuatro, y 200 euros de cinco miembros. También se responderá a aquellos casos valorados y justificados por la trabajadora social, que no puedan ser asumidos por Cruz Roja y, por tanto, el Ayuntamiento abonará la cuantía directamente a la empresa o casa que presta el servicio a los receptores.

El Consistorio ha detectado situaciones de familias que no perciben ningún tipo de ingreso a raíz del parón de actividad provocado por el coronavirus, y que tampoco cobran la Renta de Garantía de Ingresos; en un contexto, además, donde el Banco de Alimentos ha tenido que suspender su labor. Se han realizado hasta la fecha 400 llamadas telefónicas para ofrecer a estos colectivos la citada ayuda.

incremento para las aes Por otra parte, se han facilitado los trámites para agilizar la concesión de las Ayudas de Emergencia Social (AES). El Gobierno Vasco ha destinado a este programa 16 millones de euros más, de los que 129.443 se inyectarán en las arcas locales. A esta cantidad hay que añadirle los 300.000 euros ya reservados para este cometido en los presupuestos municipales de 2020.

Paralelamente, en la línea de abordar las necesidades originadas por el estado de alarma se trabaja conjuntamente con Cruz Roja en la ayuda domiciliaria a personas aisladas por confinamiento o medidas de cuarentena, así como en el seguimiento de los grupos de riesgo vía telefónica. Se han movilizado, según indicó el Ayuntamiento, en torno a 100 voluntarios y cubierto, por ahora, las solicitudes de 23 vecinos, principalmente para compras de alimentos, medicamentos o atención a personas mayores.

Las ayudas llegan, igualmente, en forma de red ciudadana, que agrupa a más de 200 voluntarios y voluntarias que organizados por barrios para priorizar la cercanía de los usuarios, ofrecen tres servicios: compras y recogida de residuos, cuidados infantiles y tareas escolares, y apoyo psicológico.