Irun estrena el bidegorri entre Puiana y el Hospital

Con el nuevo tramo, de unos 340 metros, la ciudad cuenta ya con 13 kilómetros de carriles bici

03.11.2020 | 01:17
El nuevo tramo entre Puiana y el Hospital Bidasoa es resultado de los presupuestos participativos de 2019.

irun – El barrio Anaka de Irun está de estreno esta semana, gracias al nuevo bidegorri que el Consistorio ha acondicionado entre la avenida Letxunborro y el Hospital Comarcal del bidasoa, bordeando la plaza Embajador Aristegui y pasando por las calles Puiana y Hospital. Se trata de un tramo de carril bici de unos 340 metros de longitud y que llega hasta el límite municipal de Irun, por lo que ya falta muy poco para rematar la conexión de la red ciclista de la ciudad con el tramo Amute-Jaizubia que la Diputación Foral de Gipuzkoa acondicionó el año pasado, si bien el tramo que falta pertenece al término municipal de Hondarribia.

Tras el primer fin de semana de apertura del tramo Letxunborro-Hospital, la delegada de Obras de Irun, Cristina Laborda, recordó ayer que la actuación de dicho bidegorri comenzó a inicios de verano y que el proyecto es resultado de los presupuestos participativos de 2019, en los que recabó el mayor número de votos. "Esto nos muestra en interés que existe en la ciudad por la sostenibilidad en el transporte", declaró Laborda.

La delegada también detallo que el presupuesto con el que contó la obra fue de algo más de 105.000 euros, una cantidad con la que, además del propio bidegorri, se han financiado algunas actuaciones complementarias como el desplazamiento de algunos elementos del mobiliario urbano, la elevación del paso peatonal con el que el tramo se cruza en la calle Puiana o la ejecución de nuevos sumideros.

Por su parte, el edil de Movilidad, Borja Olazabal, enmarcó la actuación en la apuesta del Ayuntamiento por la movilidad sostenible y, en concreto, la ciclista. "Cada vez tenemos más y mejores bidegorris que nos permiten ser capaces de realizar trayectos más largos por la red ciclista de la ciudad de forma prácticamente ininterrumpida", explicó Olazabal, que recalcó que lo que hace falta ahora "es seguir animando a la gente a que no tenga miedo a coger la bici, a que la ciudadanía compruebe por si misma que, aunque podemos seguir mejorando, tenemos una red de bidegorris más que notable".

Él concejal también hizo mención a los dos tramos de unos 800 metros de carril bici que en los últimos meses se ha puesto en marcha en la avenida Letxunborro, entre las rotondas de Puiana y la Carretera del Molino. Esa actuación, junto a la del tramo Letxunborro-Hospital, supone que en los últimos meses se hayan sumado casi dos kilómetros a la red ciclista de Irun. De cara a actuaciones futuras, Olazabal recordó que queda pendiente de ejecutar el bidegorri incluido en la nueva urbanización que se está levantando en el ámbito de Alarde.