Nochevieja | Donostia advierte de que está prohibido lanzar bengalas y petardos en la vía pública

La Guardia Municipal, que el pasado año puso 13 sanciones relacionadas con artefactos pirotécnicos, activa un dispositivo de vigilancia en los comercios

30.12.2020 | 15:59
Un fuego pirotécnico.

La Policía local donostiarra recuerda el riesgo que entraña la manipulación de elementos explosivos y da consejos para su uso en espacios privados

El Ayuntamiento de Donostia ha recordado este miércoles que está prohibido lanzar elementos pirotécnicos como bengalas y petardos, en la vía pública y advirtió de que, en caso de usarlos en espacios privados, su mala utilización puede acarrear accidentes.

Además, la Guardia Municipal de Donostia ha puesto en marcha un dispositivo específico para el control de su utilización, que incluye la vigilancia de los comercios que puedan vender de manera irregular este tipo de artilugios.

La Policía local, además, recuerda que los petardos y similares solo se pueden adquirir en tiendas que cumplan la normativa y cuenten con una autorización expresa deberán mostrar en todo momento si se les requiere. Además, los elementos pirotécnicos deben respetar las edades mínimas para su comercialización, de 16 o 18 años según las categorías. Además, los productos tienen que tener el correspondiente CE, estar catalogados y está expresamente prohibida su venta ambulante.

Sanciones

Según datos de la Guardia Municipal, en total el año pasado se interpusieron 13 sanciones por utilizar petardos y bengalas en la vía pública, por portar material piroténico como objeto peligroso y por la venta sin autorización. La mayoría de las sanciones fueron leves y oscilaron entre 50 y 500 euros de multa.

Quienes vayan a hacer uso de productos pirotécnicos dentro de la legalidad, además, deben cumplir unas normas, según recomienda la Guardia Municipal. Entre ellas, no guardarlos en los bolsillos, no manipular sus componentes ni extraer su contenido ni tampoco lanzarlos en compañía de personas o animales.

También se desaconseja lanzarlos con la mano. Deben estar en el suelo antes de encender la mecha para que dé tiempo a retirarse a quien la prenda. Asimismo, hay que vigilar que no haya artefactos o líquidos inflamables a su alrededor y no situarlos en ladrillos o botellas, ya que producirían metralla. Si un petardo no se enciende bien se recomienda no encenderlo hasta pasada media hora.