bertan

Donostia renovará sus parquímetros y ya no será necesario colocar el tique en el coche

Habrá un 24% menos de máquinas para incentivar el pago con el móvil y con ese mismo fin han eliminado ya el recargo del 6%

24.10.2020 | 01:28
Un usuario se dispone a pagar la OTA en un parquímetro con una tarjeta de crédito.

donostia – Donostia renovará sus máquinas de la OTA por otras de tecnología más avanzada que, entre otras cuestiones, permitirán prescindir del tique en papel y desaparcar. Es decir, por un lado, los conductores que así lo deseen (la máquina dejará al usuario decidir) se evitarán tener que imprimir el tique y regresar al coche a colocarlo, ya que la lectura de la matrícula ya permite controlar si se ha abonado el importe correspondiente. Además, si se paga de más, las nuevas máquinas devuelven el importe que no se haya consumido en una especie de bono que se podrá utilizar en posteriores aparcamientos del mismo vehículo (esta opción ya era posible en el pago por el móvil, pero no en los parquímetros).

En total, a partir de diciembre se instalarán 307 nuevas máquinas, que se sumarán a las 56 más modernas que existen en estos momentos en la ciudad. El resto se eliminarán y el número total será, tras los cambios, un 24% menor (ahora hay 479 parquímetros). La reducción responde a las nuevas costumbres y tendencias de pago y busca avanzar en la digitalización del sistema, según explicó ayer la concejala de Movilidad, Pilar Arana, que añadió que quieren reforzar el pago a través del móvil con la aplicación El Parking.

En la actualidad la utilizan el 35% de los usuarios y el porcentaje ha aumentado considerablemente en los últimos meses y tras el confinamiento (en verano su uso aumentó un 12,4% con respecto al año pasado). Para impulsar su utilización, se ha eliminado ya (hace algunos días) el recargo del 6% que se cobraba hasta ahora.

La eliminación de algunos parquímetros permitirá, asimismo, eliminar obstáculos y devolver ese espacio a las aceras, según añadió Arana.

Además de instalar nuevos parquímetros, la propia aplicación para móviles también se renovará en breve con información más completa a la que se podrá acceder, asimismo, a través de la web municipal. Por un lado, se colocarán sensores en las plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida, de manera que los conductores sepan si están libres u ocupadas. También se ofrecerá información aproximada acerca del nivel de ocupación de las plazas de aparcamiento de cada sector, con intención de reducir así los recorridos de los conductores que buscan aparcamiento.

Estos cambios son algunas de las novedades del servicio que ofrecerá Eysa tras haber ganado de nuevo el concurso público para gestionar el estacionamiento regulado de toda la ciudad durante los próximos seis años. El nuevo contrato se firmó el 1 de octubre y cuenta con un presupuesto de más de 33 millones de euros, detalló Arana. La empresa cuenta con un plazo de cuatro meses para implantar todos estos cambios y la concejala hizo hincapié en las mejoras que implicará en el ámbito de la accesibilidad y la sostenibilidad.

sensores medioambientales Los nuevos parquímetros contarán, asimismo, con paneles solares y serán accesibles, además de contar con lectores EMV y de códigos QR que permitirán, por ejemplo, la utilización de bonos o descuentos. Permitirán, además, el pago directo de sanciones. Arana explicó que en catorce de ellos, seleccionados por su ubicación estratégica, habrá sensores medioambientales que medirán el nivel de contaminación y emisiones.