¿Por qué conviene pagar las vacaciones con la tarjeta de crédito?

Seguros, indemnizaciones o asistencia médica son algunas de sus ventajas

03.12.2021 | 22:26
Una mujer mira los vuelos en las pantallas en un aeropuerto.

Llega el momento de planificar las vacaciones o ese viaje tan esperado. Transporte, hotel, desplazamientos, visitas€ Son muchas las cosas que hay que tener atadas para no llevarnos sorpresas de última hora cuando llegue el día de viajar.

En el momento de efectuar el pago del viaje, tenemos distintas opciones: pagar con tarjeta de débito, de crédito o con dinero en efectivo. Todo es dinero, pero va a ser muy importante la forma de pago que elijamos.

Lo más recomendable es optar por la tarjeta de crédito, aunque tampoco está de más llevar algo en efectivo para posibles pagos pequeños. Acumular puntos por cada compra, viajar asegurado, ser indemnizado en caso de pérdida o robo de equipaje y contar con asistencia legal y atención médica son solo algunas de las ventajas de pagar las vacaciones con tarjeta de crédito.

Un bolsillo, con varias tarjetas de pago. Pixabay

¿Qué seguros incluyen?

La mayoría de las tarjetas de crédito que hay en el mercado incluyen algún tipo de póliza cuando pagas cualquier billete de transporte o productos de viaje con ellas. Estos seguros suelen ser gratuitos.

En cuanto a los tipos de seguro, los de accidente y asistencia en viaje, tanto a nivel nacional como internacional, son los que se incluyen con más frecuencia en los contratos de las tarjetas de crédito, aunque sus coberturas pueden ser muy distintas según el banco o la compañía que las emita. Algunos incluyen un seguro de protección por compras, aunque no es tan habitual.

-El seguro de accidente en viaje: cubre al consumidor en caso de fallecimiento, invalidez y otras situaciones provocadas por un accidente, como la amputación de un miembro o la pérdida de la visión. Es uno de los seguros que ofrecen con más frecuencia las tarjetas de crédito.

-El seguro de asistencia en viaje 24 horas: es otra de las pólizas más frecuentes en este medio de pago. Las coberturas más habituales tienen que ver con el retraso o la anulación del trayecto, la pérdida de conexiones, la pérdida, daños o retrasos en la llegada del equipaje e, incluso, con el envío de objetos olvidados durante el viaje.

-Atención médica: los seguros por asistencia en viaje pueden incluir la cobertura de gastos médicos, farmacéuticos y de hospitalización, gastos odontológicos de urgencia, envíos de médicos (o de un medicamento) al extranjero para tratar a un paciente, repatriación por enfermedad, accidente o fallecimiento y desplazamiento de un acompañante (si el consumidor es hospitalizado).

Debes tener en cuenta que estas ventajas relacionadas con los seguros de las tarjetas de crédito no tienes que pedirlas. Se aplican directamente (las que te correspondan según las condiciones de tu contrato) cuando pagas el servicio o producto con ellas. No necesitas ni una nueva contratación ni una solicitud expresa.

Una mujer saca fotos durante su viaje. Pixabay

Otros atractivos de las tarjetas de crédito

-Cómodas y seguras. Ocupan muy poco sitio, menos que las monedas y los billetes. Puedes llevar varias (crédito y débito) en la cartera y aportan más seguridad que llevar el dinero en efectivo. Si se pierde la tarjeta, se puede bloquear y así mantener tu cuenta a salvo de los ladrones. Si se pierde el dinero en efectivo, ya no tiene remedio.

-Fáciles de usar y muy útiles. Puedes usarlas en cualquier parte del mundo, tanto en tiendas físicas como en compras on line. En muchos lugares en el extranjero sólo admiten tarjetas de crédito para pagar, por lo que siempre se aconseja viajar con una (o más) tarjetas de crédito. Eso, además, te evitará tener que cambiar dinero cuando vas al extranjero.

-Pago más rápido e higiénico. El pago con tarjeta es más ágil, ya que no tienes que esperar a que te devuelvan el cambio y estás expuesto a menos contratiempos. Además, en estos tiempos de covid, es también más higiénico, ya que te evita manejar billetes y monedas que van de mano en mano. Permiten el pago sin contacto y te aseguras de que solo la manipulas tú.

-Mejor control del dinero. Cuando estamos de viaje es más difícil controlar el dinero que gastamos. Comidas, visitas turísticas, transportes, compras, caprichos ¡ya que estamos de vacaciones€! Pagar con tarjeta en vez de con dinero en efectivo te permitirá llevar un mejor control de los gastos: cuando compras algo, automáticamente se crea un extracto con la compra y se guarda como un movimiento en tu cuenta. Además, las entidades bancarias mantienen estos registros y puedes consultarlos cuando quieras y así siempre sabrás cuánto dinero gastaste, en qué y cuándo.

-Pagar en el extranjero sin comisiones por cambio de divisa. El tipo de cambio también nos puede jugar una mala pasada si viajamos fuera de la Unión Europea y el país al que viajamos tiene una divisa diferente al euro. Algunas tarjetas pueden cobrarte una comisión específica por este concepto, por lo que es muy recomendable que la tarjeta no aplique comisiones por el cambio de divisa.

-Descuentos. Se pueden obtener descuentos interesantes en determinados portales, webs o empresas que bonifican por pagar con ciertas tarjetas.

-Pago a plazos. El pago de los gastos del viaje con la tarjeta de crédito te puede resultar más cómodo, ya que la devolución se realizará a plazos, de una forma progresiva. Podrás gastar determinada cantidad de dinero sabiendo que lo podrás abonar poco a poco. Pero eso sí, debes ser consciente de no endeudarte más de lo que puedas, ya que lo tienes que devolver.

noticias de noticiasdegipuzkoa