madrid

– El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró ayer que, a pesar del crecimiento de la inflación, “desde luego, desabastecimiento no va a haber”, afirmando que “el problema que tenemos, no solo en España, sino en la Unión Europea (UE), es un problema de precios”.

En consecuencia y según insistió en rueda de prensa, “no es un problema de abastecimiento, en cantidad o en calidad de los alimentos o de las bebidas”, aunque “es verdad que el dato avanzado del IPC del mes de junio” en España, según reconoció “no es bueno”.

Por ello, según señaló, el Gobierno central quiere “limitar ese avance de los precios, pero evidentemente también, como el resto de países europeos, estamos en la misma evolución de los precios al alza” en un contexto “muy complicado”, si bien “el paquete de medidas del Ejecutivo español ha conseguido frenar en tres puntos y medio el incremento de la inflación”.

De hecho, habría que preguntarse, según argumentó Planas, “qué pasaría si no se hubieran adoptado esas medidas, en materia del tope de la electricidad, por ejemplo, y en materia del IVA de la electricidad, que se ha reducido del 21 al 10% y del 10 al 5%”.

En cualquier caso, a Planas le preocupa “la evolución de los precios de los alimentos y de las bebidas”, lo que le llevó a recordar que la Ley de la Cadena Alimentaria “pretende un equilibrio entre el productor primario, el agricultor y el ganadero, la industria y la distribución”, pues “no se puede permitir que nuestros agricultores y ganaderos trabajen a pérdidas, pero también tenemos que intentar, lógicamente, que se reparta la creación de valor en la cadena y que los precios al consumidor sean lo más bajos posibles”.

“Desde luego –reiteró– desabastecimiento no va a haber, ni creemos que haya en estos momentos un impacto significativo, vamos a verlo”, cuando la campaña turística estival comienza con “unas previsiones tremendamente positivas, pero estamos siguiendo muy de cerca ese tema”.

nueva pac

Luis Planas también confió en que, teniendo en cuenta que ahora se ha entrado en las últimas negociaciones y contactos con Bruselas, la nueva Política Agraria Común (PAC) “sea aprobada definitivamente este verano por la Comisión Europea” lo que, según subrayó el ministro, tendrá “un resultado muy positivo para el conjunto de España”. – Efe