La ley contra la temporalidad no incluye una regularización automática de interinos

Estas plazas se adjudicarán con procesos de selección mediante oposiciones y concursos de valoración de méritos

18.11.2021 | 23:57
Montero, ayer en la comisión de Hacienda del Congreso. Foto: E.P.

donostia – El pacto alcanzado la semana pasada por el Gobierno con ERC y PNV para atajar el abuso de la temporalidad en las administraciones públicas no contempla ninguna regularización masiva de interinos en sus plazas actuales ni el pase a automático sin superar una oposición de los que lleven más de cinco años ocupando el mismo puesto. El acuerdo establece medidas para atajar el abuso de la contratación eventual con procesos de selección mediante oposiciones y concursos-oposición. Lo que se ofertarán y se cubrirán serán las plazas ocupadas por esos interinos.

Mikel Legarda, diputado del PNV en el Congreso, defiende este acuerdo porque "hay un problema de interinidad en la Administración pública grave". "La interinidad y la precariedad en España es una realidad que llama la atención de Europa. En este momento, el sector público tiene una interinidad mayor que el sector privado y Europa ya lo ha metido en la condicionalidad de los fondos de cohesión, transformación y resiliencia", apunta.

Y explica al detalle cómo se va a atajar la interinidad con esta ley que previsiblemente se aprobará en el Congreso en las próximas semanas. "Esta ley tiene dos partes: una que apunta a que no se vuelva producir una bolsa de interinos de este tipo y la otra es pinchar la bolsa del pasado". La principal consecuencia que tiene esta norma de cara al futuro es que todos los contratos de interinidad no pueden durar más de tres años, que será el plazo que tiene la Administración para sacar la oferta pública de empleo y cubrir la vacante con un funcionario de carrera a través de un proceso de oposición. En este caso, los interinos serán despedidos con una indemnización de veinte días de salario por cada año trabajado.

La otra parte, la de "pinchar la bolsa actual", se realizará mediante oposiciones y concursos-oposición. Así, las diferentes administraciones tendrán hasta el próximo 30 de junio para sacar esas ofertas públicas de empleo. Una de las enmiendas pactadas por los partidos del Gobierno español con ERC y PNV establece la obligación para los tres niveles de la Administración de sacar a concurso las plazas que hayan "estado ocupadas con carácter temporal de forma ininterrumpida con anterioridad a 1 de enero de 2016". Otra autoriza, asimismo, "una tasa adicional" de reposición para cubrir mediante oposición los puestos que "hayan estado ocupados de forma temporal e ininterrumpidamente al menos en los tres años anteriores a 31 de diciembre de 2020".

"Las plazas que se van a sacar a concurso sin hacer examen, en las que tendrás que presentar tu currículum, son aquellas que lleven cubiertas ininterrumpidamente por interinos, aunque no sea la misma persona, desde antes del 1 enero de 2016", explica Legarda. Éstas se adjudicarán en un procedimiento que incluye un concurso de valoración de méritos de los aspirantes, algo que en principio da ventaja a quienes han pasado por esos empleos, y una fase de oposición en la que deben superar pruebas teóricas y/o prácticas.

"Las plazas que se sacarán a través de un concurso-oposición no eliminatoria –en el que sí se deberá pasar un examen– serán las plazas que hayan estado cubiertas por interinos los tres años anteriores al 31 de diciembre de 2020 –es decir, desde enero de 2018–", agrega el diputado del PNV. En ambos casos, los plazos son los mismos: las ofertas públicas de empleo deberán estar lanzadas antes del próximo 30 de junio y las adjudicaciones de plazas cerradas antes del 31 de diciembre de 2024.

"El concurso es abierto, se puede presentar cualquiera. Lógicamente, tendrán más puntos los interinos que hayan trabajado en esa Administración. La clave va a ser en el diseño de las bases de la consulta. Es decir, cómo se van a hacer las puntuaciones, si se hacen con una discriminación positiva. Se diseñarán de manera para que los interinos, sobre todo los de más antigüedad, consigan más puntos", explica Legarda.

La ley también contempla el escenario de que algún interino no adquiera plaza. "En estos casos, en función de los años, se les va a dar una indemnización, cuyo montante máximo será de hasta un año de salario. Y, a su vez, los que no entren pasan a bolsas de contratación preferente de interinaje, aunque ya con la limitación de que el nuevo contrato es de tres años y se acabó", apunta el diputado jeltzale.

Se calcula que unas 300.000 personas en el Estado cumplirían el perfil de interino que contempla esta ley. "Es difícil saber a cuántas personas afectará en Euskadi, se sabrá cuando salgan a concurso las plazas, pero en el Gobierno Vasco igual son 3.000", señala Legarda.

"Esta ley tiene dos partes: evitar que se vuelva a producir una bolsa de interinos de este tipo y pinchar la bolsa actual"

"Lógicamente, tendrán más puntos los interinos que hayan trabajado en la Administración"

Mikel Legarda

Diputado del PNV

noticias de noticiasdegipuzkoa