Los pensionistas guipuzcoanos salen a la calle para reforzar sus reivindicaciones

UGT y CCOO de Euskadi exigen más inversión en sanidad, dependencia y en el sistema público de pensiones

02.10.2021 | 01:15
Pensionistas ayer durante la manifestación por el centro de Donostia. Foto: Ruben Plaza

donostia – Los pensionistas guipuzcoanos llenaron ayer las principales calles de las localidades del territorio con manifestaciones en las que reforzaron sus reivindicaciones, en plenas negociaciones sobre el sistema público de pensiones que se desarrollan en Madrid. Este colectivo centró su movilización en exigir pensiones mínimas de 1.080 euros, la garantía de una sanidad pública de calidad y políticas de igualdad ante la brecha que existe entre hombres y mujeres pensionistas.

La Plataforma de Asociaciones de Mayores y Pensionistas de Gipuzkoa recordó que "cientos de miles de personas mayores están sumidas en la pobreza, o que no pueden llegar a fin de mes, pagar su alquiler, la luz, el gas, etc.", ante lo que reclamó que "se blinde el Sistema Público de Pensiones" con el fin de garantizar una vida digna.

En un momento en el que todavía el coronavirus es considerado pandemia, exigió que se garantice una sanidad pública "con los recursos humanos y materiales necesarios que aseguren una atención sanitaria pública digna, tan necesaria para las personas mayores".

En este sentido, y ante la polémica surgida en Gipuzkoa en torno a la gestión de las residencias, los pensionistas del territorio consideraron que "se debe dotar a las residencias de mayores recursos humanos y materiales que garanticen la seguridad y la dignidad de las personas".

Conscientes de que sus reivindicaciones se debaten en el seno de las diferentes instituciones públicas, la plataforma pidió poder formar parte de estas reuniones para aportar su punto de vista.

Las manifestaciones en Gipuzkoa se realizaron con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores, conmemoración en la que también se pronunció UGT-Euskadi, quien reclamó a las instituciones vascas medidas para "dignificar la situación de todas las personas mayores en residencias", así como para reforzar la atención a domicilio, que "se ha deteriorado, en muchos casos, debido a la pandemia".

UGT reivindicó la "urgencia" de una Ley Integral de Derechos de las Personas Mayores que garantice una protección específica a los mayores en distintos ámbitos, como salud, vivienda, protección social y económica, protección jurídica, cultura y ocio.

Por su parte, la federación de pensionistas y personas jubiladas de CCOO-Euskadi presentó ayer un manifiesto en el que muestra su conformidad con el acuerdo de pensiones alcanzado "como parte de las medidas necesarias en defensa del colectivo".

Al igual que UGT, defendió sistemas públicos de salud, dependencia y servicios sociales de calidad y abordar políticas institucionales para acabar con la brecha de género en las pensiones.

noticias de noticiasdegipuzkoa