El Gobierno Vasco invertirá 1.400 millones en la transformación digital del país

Euskadi refuerza su estrategia industrial para acelerar la salida de la crisis y sentar la base de la economía del futuro

30.03.2021 | 23:56
El portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, y Arantxa Tapia, ayer en Gasteiz. Foto: N.G.

dOnostia – El Gobierno Vasco incidirá los próximos años en su apuesta por la digitalización de la industria y el país en general como vía para dejar atrás lo antes posible la crisis provocada por la pandemia. Para ello destinará un mínimo de 1.400 millones de euros a desarrollar la Estrategia de Transformación Digital 2025, lo que supone invertir al menos una media de 280 millones anuales durante el próximo lustro a acelerar uno de los grandes retos pendientes de la economía: el salto tecnológico.

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, explicó ayer, al término del consejo de Gobierno, las claves y los objetivos de la herramienta sobre la que pivotará toda la política económica de Euskadi. Se trata de la Estrategia para la Transformación Digital de Euskadi 2021-2025, aprobada ayer por el Ejecutivo y remitida al Parlamento para su debate y aprobación.

El plan actuación se sustenta en 18 líneas de actuación y parte de una base sólida, el buen posicionamiento de las empresas vascas en el capítulo siempre en movimiento de la digitalización, que ha contado con el respaldo de la Administración vasca desde hace más de dos décadas, según destacó ayer el Departamento de Tapia.

Gracias a ese bagaje, las compañías han pasado con nota el examen planteado por el coronavirus como es mantener la actividad en muchos casos con gran parte del personal trabajando desde su casa. El confinamiento ha supuesto una "aceleración" de esas dinámicas y el Gobierno Vasco plantea ahora una serie de iniciativas para aprovechar esa inercia.

Las acciones inciden por un lado en el apoyo directo a las empresas, pero también apuestan por establecer el escenario propicio para potenciar el salto tecnológico. De este modo, se han fijado objetivos como llevar la cobertura del 5G al 50% de los polígonos industriales vascos en 2025, incrementar del 19,7% al 30,7% el porcentaje de pymes que ofrecen formación en tecnologías de la información a su plantilla y lograr que el 60% de las pequeñas y medianas empresas haga uso de servicios informáticos en la nube.

Otras de las acciones contempladas en el plan es la creación de Data Centers, una infraestructura público-privada para desarrollar todas las tecnologías que contribuyan a la mejor gestión de los datos, una de las piedras angulares de la digitalización de la economía.

El plan busca ahondar en iniciativas que ya se venían trabajando como el Basque Cybersecurity Centre (BSCS), el Observatorio de Banda Ancha Ultrarrápida y el servicio Metaposta.

También se recoge la puesta en marcha de alguna iniciativa nueva como es el Basque Artificial Intelligence Center (BAIC), que será un centro virtual que funcionará a modo de laboratorio de experimentación y aceleración de proyectos de Inteligencia Artificial. Precisamente este terreno figura como uno de los grandes ejes de desarrollo de la industria 4.0.

Tapia remarcó que esta estrategia sigue las directrices fijadas por la Unión Europea para el futuro digital de Europa y está concebida para generar un impacto en el conjunto de la sociedad vasca y reducir la desigualdad digital.

Se trata de "actuar de manera sinérgica, con un impacto elevado en el conjunto de la sociedad" y a tal efecto se establecen pautas de actuación público-privada. La meta, según precisó, es añadir valor para incrementar la competitividad del país, incidiendo en la "no existencia de la brecha económica y social, y haciendo de la digitalización un activo de cohesión social y territorial".

liderazgo público Esa dinámica implica que el Gobierno Vasco asuma un "doble reto" dentro de las tres grandes transiciones globales (la transición tecnológica-digital, la transición energética-medioambiental y la transición social y sanitaria), que son los de ser "un agente innovador y convertirse en el motor de la Transformación Digital de Euskadi".

Parte del camino ya está hecho, porque, según destacó Tapia, hay ámbitos industriales en los que la digitalización está asumida "de manera muy intensiva". Con todo, la administración asume "un compromiso y un liderazgo que garantice actuar de manera proactiva como un agente innovador, poniendo a las personas en el centro de la estrategia, y tratando de incidir en distintos ámbitos, como son la sociedad, las empresas y, en definitiva, el conjunto del territorio".

A su vez, dentro del marco del programa, se colaborará con el resto de los departamentos del Gobierno, intercambiando conocimientos para la creación de sinergias siempre que fuera necesario. El Gobierno Vasco entiende que esa colaboración contribuirá "a un nuevo escenario de digitalización" de la Administración Vasca repercutiendo, a su vez, "de forma positiva en la mejora de los servicios y la calidad de vida de la ciudadanía".

La Estrategia para la Transformación Digital de Euskadi cuenta con un horizonte temporal de cinco años para asegurar el cumplimiento de sus objetivos, desarrollar las iniciativas tractoras identificadas e incorporar, en su caso, "otras nuevas que se considere oportuno abordar en función del avance en la ejecución o en respuesta a cambios de tipo legislativo, económico, social o tecnológico".

la estrategia

Vectores

18 líneas de actuación. Con el objetivo de conectar las palancas tecnológicas y los habilitadores de apoyo con los ámbitos de aplicación, el Gobierno Vasco ha definido cuatro vectores: Iniciativas Singulares; Ecosistema Integrado; Competencias Digitales; Aceleración, Experimentación y Uso.

Iniciativas

ejes de innovación. Además se consolidan iniciativas que ya se venían trabajando como el Basque Cybersecurity Centre, el Observatorio de Banda Ancha Ultrarrápida o el servicio Metaposta. También se recoge la puesta en marcha del Basque Artificial Intelligence Center (BAIC), un centro virtual que funcionará a modo de laboratorio de experimentación y aceleración de proyectos de Inteligencia artificial.