Gipuzkoa generará en Zubieta hidrógeno verde para el transporte público a partir de biogás

La planta piloto se sumará al Corredor Vasco de Hidrógeno que lidera Petronor | Supondrá un banco de pruebas y de I+D para todo el Estado

31.03.2021 | 14:02
Presentación del proyecto piloto para generar hidrógeno a partir de biogás

Gipuzkoa dispondrá de una instalación piloto de generación de hidrógeno de "muy alta calidad" a partir del biogás obtenido en la planta de tratamiento de los residuos orgánicos del Complejo Medioambiental de Zubieta, que será empleado como combustible en el transporte público. El diputado foral de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio, ha hecho este anuncio en una rueda de prensa durante la que ha firmado la adhesión de su departamento, mediante este proyecto, al Corredor Vasco de Hidrógeno liderado por la empresa Petronor, cuyo presidente Emiliano López Atxurra también ha estado presente en el acto.

El Corredor Vasco de Hidrógeno (BH2C) es una iniciativa de transformación de biogás en hidrógeno verde, en la que participan un total de 79 organizaciones, administraciones y empresas, que pretende contribuir al desarrollo tecnológico, así como al cambio del modelo energético y económico para avanzar en la "descarbonización" de sectores estratégicos como la energía, la movilidad, la industria y los servicios. En su conjunto, el proyecto BH2C tendrá una inversión de más de 1.300 millones de euros hasta 2026, y supondrá la generación de más de 1.340 puestos de trabajo directos y 6.700 indirectos.

Su estrategia incluye 34 proyectos, a los que ahora se suma la planta piloto de Gipuzkoa, distribuidos en ámbitos como la producción de hidrógeno renovable; la movilidad; la "descarbonización de la industria"; los usos urbanos y residenciales, las infraestructuras y el desarrollo tecnológico industrial.

Según ha señalado José Ignacio Asensio, la apuesta por este proyecto realizada en Gipuzkoa contribuirá al logro de los objetivos climáticos, como el de conseguir un transporte público sin emisiones de carbono en 2050. Ha explicado en este sentido que el hidrógeno generado en la planta piloto guipuzcoana, que dispondrán también de un sistema de captura y almacenamiento de CO2, será empleado en el transporte público de viajeros y en los camiones de recogida de los residuos sólidos municipales, ya que tendrá una producción estimada de 500kg/día, "suficiente para abastecer de combustible a cinco autobuses interurbanos y cinco camiones de recogida de residuos".

José Ignacio Asensio ha señalado, en este sentido, que "la 'descarbonización' de sectores como el transporte, responsable del 46% del consumo de energía final, es estratégicamente necesaria para llevar a cabo una transición energética en Gipuzkoa". Ha recordado que en la actualidad la planta de biometanización del complejo de gestión de residuos de Gipuzkoa cuenta con un volumen de tratamiento constante anual de 55.000 Tn/año, aunque está previsto alcanzar las 70.000 Tn/año en 2030. Ha desvelado además que, como resultado del tratamiento en estos momentos se obtiene un caudal de biogás de 650 Nm3/ hora.

Ha comentado también que la puesta en marcha de la planta piloto de hidrógeno, a partir de la remodelación de la planta actual de biometanización, servirá de banco de pruebas y de I+D para todo el Estado, donde numerosas plantas de biometanización tendrían la capacidad de transformarse hacia el sector del hidrógeno.

Por su parte, Emiliano López Atxurra ha señalado que esta iniciativa supone poner "una pica en Flandes" pero "con un objetivo de crecimiento, de ejemplo y de desarrollo" del proyecto, ya que supone "ligar el hidrógeno a todo lo que es la cadena de valor y la materialización de la economía circular". López Atxurra ha recalcado además que "la economía del hidrógeno es un esfuerzo de todos", en el que están saliendo proyectos "como champiñones", cuando hace casi un año, en el momento en el que Petronor presentó su estrategia, no existían iniciativas de este tipo en España.

"Si creemos en la 'descarbonización', en la competitividad y en la sostenibilidad del transporte y de la logística, y en la cohesión, la economía del hidrógeno es un vector estratégico, significativo, como consideran países como Japón, los Estados Unidos, Alemania, Holanda y España", ha concluido.