Evolución económica

Las ventas de las empresas de Gipuzkoa cayeron un 10% el pasado año

El descenso de la facturación es el mayor desde la crisis de 2009

23.02.2021 | 13:54
Las ventas de la construcción guipuzcoana se desplomaron un 14,7% en 2020

Las empresas en Gipuzkoa vendieron el pasado año un 10% menos que en el ejercicio anterior, una caída de la que solo se encuentran precedentes en la anterior crisis de 2009, si bien aquel año el desplome fue el doble al alcanzar los 20 puntos porcentuales. Los perjudiciales efectos económicos del covid-19 se manifestaron tanto en el consumo interno como en las exportaciones, lo que repercutió también en un descenso del paro.

La negativa evolución de la actividad empresarial guipuzcoana del pasado año ha quedado una vez más constatada, en esta ocasión en el informe que mensualmente realiza la Hacienda del territorio con datos de los negocios obligados a presentar el IVA, y que en el compendio del pasado 2020 muestra un evidente deterioro de las ventas empresariales que afectó a todos los sectores.

La construcción fue la actividad económica que tuvo peor resultado en 2020, al ver cómo caían sus ventas un 14,7% y, como consecuencia de esta mala evolución, también es el sector con mayor descenso del empleo que se cifra en un -4,6%.

Tampoco la industria presentó grandes diferencias pues su facturación retrocedió casi 13 puntos porcentuales. Esta actividad, con un peso específico en la economía guipuzcoana, no ha logrado eludir la paralización económica global y las posteriores restricciones para tratar de impedir la propagación del covid-19. Como en el caso de la construcción, también el empleo se redujo un 2%.

El informe de la Hacienda guipuzcoana señala que el sector de servicios fue el que presentó una mayor resiliencia al desfavorable contexto económico, y durante el pasado ejercicio vendió un 5,5% menos que en 2019, con un retroceso del empleo del 2,3%. Esta situación puede parecer que no responde a una realidad en la que la hostelería y el comercio, integradas en este sector, han visto muy limitada o directamente clausurada su actividad.

A este respecto, los técnicos de Hacienda advierten de que los datos con los que se elabora este informe corresponden a aquellas empresas obligadas a presentar declaraciones mensuales de IVA que, según señalan, son sobre todo medianas y grandes y no tanto las pequeñas que, por lo general, se dedican a servicios como el comercio y la hostelería. Por lo tanto, pierden representatividad en un sector "en el que el confinamiento y las medidas de distancia social han hecho gran mella".

La mala evolución se refleja del mismo modo en el comercio exterior. El informe presentado hoy por la portavoz foral Eider Mendoza confirma lo que tanto el Instituto Vasco de Estadística Eustat y la delegación guipuzcoana del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo constataban hace unos días como es un fuerte descenso de las exportaciones.

El departamento foral de Hacienda y Finanzas lo cifra en un 11,5%, con desplomes similares tanto en las ventas a países de la Unión Europea como a los ajenos a ella. El comercio interior, en cambio, se mantuvo en una mejor posición, aunque negativa puesto que cayó un 9.1%

Eider Mendoza no ocultó la mala evolución económica de Gipuzkoa durante el pasado año, aunque matizó que las peores situaciones se produjeron durante los meses del confinamiento y que, según la actividad se iba recuperando, los números comenzaron a mejorar. En especial, fueron los dos últimos meses del año los que presentaron un mejor comportamiento, sobre todo en diciembre.

La portavoz foral explicó que en el último mes de 2020 las ventas de las empresas del territorio ascendieron un 9,2%, "el mejor registro del año, incluyendo también la época anterior a la pandemia". En cualquier caso, advirtió de que "es cierto que hay que tener en cuenta un componente sectorial y de estacionalidad muy importante; es decir, que hay casos concretos que han marcado la estadística general, sobre todo en el apartado de las exportaciones".


PERSPECTIVAS

Con la mirada en el horizonte, Eider Mendoza se mostró cauta al considerar que 2021 "no va a ser un año fácil y tendremos que estar muy atentos y atentas", sobre todo cuando las ayudas que en la actualidad están vigentes con el objetivo de paliar en lo posible las consecuencias de la pandemia del coronavirus en la economía y el empleo comiencen a desaparecer.

Sin embargo, añadió que "los meses finales del año 2020 sí no permiten mirar al futuro con algo más de optimismo ". A este respecto, aludió a las fortalezas de Gipuzkoa para aseverar que "conseguiremos superar la crisis y que la posición de Gipuzkoa en el escenario poscrisis será aún más sólida".