Gipuzkoa emplea los ERTE para mejorar la capacitación de sus trabajadores

La Diputación y Cámara del territorio junto con Asle impulsan cursos específicos para industria, hostelería y comercio

21.02.2021 | 00:41
La directora de Gestión del Conocimiento de la Cámara de Gipuzkoa, Ana Ugalde.

donostia – Los expedientes de regulación temporal de empleo han sido un instrumento que, a juicio de todos los agentes económicos, han permitido salvar un mercado laboral que de otro modo se habría hundido. Su utilización el pasado ejercicio fue profuso y, según datos que maneja la patronal Adegi, 67.137 trabajadores guipuzcoanos se vieron implicados en un proceso de estas características, aunque a medida que transcurrió el año esta cifra descendió hasta los 2.704 con que se cerró 2020.

Esta situación puede representar un parón en la trayectoria profesional del afectado o, por el contrario, una oportunidad para mejorar su capacitación laboral. En este último sentido lo ha entendido la Cámara de Gipuzkoa que, en colaboración con la Asociación de Sociedades Laborales de Euskadi Asle, ha diseñado un programa formativo dirigido específicamente a empleados en ERTE con una buena respuesta en el territorio.

Así lo atestigua Ana Ugalde, directora de Gestión del Conocimiento de la entidad cameral, quien explica el contenido de esta iniciativa enmarcada en el programa Elkar Ekin Lanean que impulsa la Diputación de Gipuzkoa. "Teníamos claro que si queríamos mejorar la empleabilidad no podíamos olvidarnos de un colectivo que, por la situación coyuntural que atravesamos, se encontraba en ERTE y podía trabajar en la mejora de sus competencias para estar más preparado en un corto y medio plazo", señala.

La Cámara y Asle acudieron al departamento foral de Promoción Económica con esta propuesta, que fue muy bien acogida y accedió a la financiación, prácticamente completa, por parte de la Diputación de Gipuzkoa. Ugalde explica que estos cursos abordan diversas temáticas, que en algunos casos se enfocan de manera específica en un sector económico concreto mientras que en otros son transversales y pueden participar trabajadores de cualquiera de las actividades.

Industria, comercio y hostelería son los sectores en los que se centra esta iniciativa, dado que se encuentran entre los que mayor número de ERTE han presentado como consecuencia de los efectos del covid-19, con el objetivo de que las personas que trabajan en estas actividades aprovechen el parón laboral "para mejorar su capacitación de cara a que, cuando llegue el momento de reincorporarse, se encuentre en una mejor situación para responder a las necesidades de la empresa", apunta Ugalde.

La directora cameral de Gestión del Conocimiento señala que los cursos se imparten en cinco áreas. Dos de ellas son específicas del sector y se refieren a idiomas y lean manufacturing. El francés y el inglés está enfocado a personal de hostelería y comercio, dado que a medio plazo se confía en una recuperación del turismo.

El lean manufacturing, por su parte, se dirige al sector industrial y aborda un sistema de fabricación que persigue minimizar las pérdidas de la producción al tiempo que se incrementa el valor añadido de la oferta. Ambos cursos han tenido una acogida aceptable, según considera Ana Ugalde, que incide en la importancia de que los trabajadores en ERTE "no se queden en el corto plazo, pero tampoco miren muy a largo" ante los cambios que se pueden generar en el ámbito económico.

Las otras tres líneas pueden ser cursadas por empleados de cualquiera de los sectores en los que la Cámara de Gipuzkoa se han centrado. Uno de ellos es la atención al público, mientras que otro se enfoca hacia la gestión de las personas, el trabajo en equipo y el desarrollo personal. Cuestiones todas de amplia aplicación, como también lo es la quinta línea, referida al marketing digital.

redes sociales "Es el curso con mejor respuesta, hemos tenido que desdoblarlo y formar varios grupos", asegura Ana Ugalde, quien muestra su satisfacción por esta reacción porque considera que el futuro de las empresas, con independencia del sector al que pertenezcan, vendrá determinado por su capacidad de moverse en las redes digitales y sociales.

La directora de Gestión del Conocimiento de la Cámara de Gipuzkoa admite que la hostelería se encuentra más concienciada y cada vez otorga mayor importancia a su imagen en el área digital, pero "la empresa industrial tiene que tener presente que no todo es contacto presencial con el cliente, sino que su actividad se va a ver condicionada por su posicionamiento en las redes sociales".

La formación se imparte en tres localidades de Gipuzkoa para abarcar mejor el conjunto del territorio. Según señala Ugalde, los cursos que se desarrollan en la capital guipuzcoana para Donostialdea son los más numerosos. La entidad cameral también ha llegado a un acuerdo con la agencia de desarrollo comarcal Tolosaldea Garatzen para desarrollar este programa en Tolosa, y con Debegesa, la agencia de Debabarrena, para ofertar la formación en Eibar.

La mayor parte de los participantes proceden de pequeñas y medianas empresas, en consonancia con la tipología de tejido empresarial de Gipuzkoa, y desempeñan cargos de responsabilidad en las organizaciones. A este respecto, Ana Ugalde incide en que "lo más importante es la iniciativa del propio trabajador, que vea que en el tiempo del ERTE puede aprovechar para su propia mejora y desarrollo profesional".

materias

Gestión de personas. De carácter transversal a todos los sectores económicos, este curso aborda cuestiones como el trabajo en equipo, el desarrollo del empleado, la comunicación o las relaciones interpersonales en la organización empresarial.

Idiomas. Francés e inglés orientado sobre todo al personal del sector de la hostelería, con miras a una mejor capacitación una vez se supere la situación pandémica.

Redes sociales. Dirigido tanto al comercio y hostelería como a industria, trata de potenciar el marketing online.

Atención al cliente. Con un enfoque más hacia el comercio y la hostelería.

Lean manufacturing. Orientado específicamente al sector industrial, aborda un modelo que busca minimizar pérdidas al tiempo que se maximiza el valor añadido de un producto.

"Es importante que las personas sean responsables de su propio desarrollo profesional"

"La industria se ha visto muy afectada pero tiene la oportunidad de mejorar su capacitación"

ana ugalde

Directora de Gestión del Conocimiento