Lanbide continúa renovándose

El servicio público de empleo destina seis millones a ayudas de inserción y centros especiales

14.12.2020 | 01:37
Una mujer entra en una oficina.

DONOSTIA – Lanbide-Servicio Vasco de Empleo cerrará el próximo día 28 el plazo de presentación de solicitudes a la convocatoria de ayudas para las empresas de inserción y los centros especiales de empleo cuyas actividades han quedado suspendidas a consecuencia de la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria por el COVID-19.

El objeto de esta convocatoria, dotada con 6 millones de euros, es la regulación de las ayudas a conceder a las empresas de inserción y centros especiales de empleo de Euskadi, por los complementos salariales efectivamente abonados a sus trabajadores.

Según informó ayer el Gobierno Vasco, los complementos salariales abonados deberán ser consecuencia de la reducción o suspensión de sus actividades por la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 o la incidencia sanitaria de la pandemia en esos trabajadores. Todo ello, con la finalidad de contribuir al mantenimiento de su actividad y al sostenimiento de sus puestos de trabajo. Serán objeto de subvención los costes salariales por remuneración salarial que, como complemento a las prestaciones por desempleo o prestación económica por incapacidad temporal, hayan sido abonados en las correspondientes nóminas mensuales o en nóminas complementarias por las empresas de inserción y centros especiales de empleo a las personas trabajadoras de su plantilla.

El pago de los complementos por remuneración salarial deberán haber sido motivados por encontrarse los correspondientes trabajadores en la situación de incapacidad temporal vinculada al covid acaecida con posterioridad al 14 de marzo de 2020 o incluidos en procedimientos de suspensión de sus contratos de trabajo o de reducción de jornada, basados en las causas previstas en el decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus.