El BCE facilita la financiación barata hasta el próximo 2022

Aumenta el volumen de deuda en 500.000 millones hasta los 1,85 billones

11.12.2020 | 00:07
Un trabajador de una empresa de reparto durante el sexto día de confinamiento. Foto: María José López

donostia – El Banco Central Europeo (BCE) fijó ayer la recuperación económica como prioritaria en su aprobación de venta de deuda barata hasta junio de 2022. Concretamente, aumentará el volumen de compras de deuda de emergencia frente a la pandemia del COVID-19 en 500.000 millones de euros, hasta 1,85 billones de euros. De este modo, los Estados miembro podrán financiarse con emisiones a interés negativo, tal y como lo hará España. El BCE ha sorteado hasta ahora una crisis de liquidez y quiere hacer lo propio con una crisis de solvencia si muchas empresas quiebran y no devuelven los créditos a los bancos. Por eso, garantiza así a los bancos de la eurozona liquidez muy barata durante la pandemia para que puedan prestar a las empresas y evitar una crisis de solvencia.

Para ello reajustará las condiciones de la tercera serie de operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico. En concreto, decidió ampliar en doce meses el período durante el que se aplicarán condiciones considerablemente más favorables. Además, va a efectuar tres operaciones adicionales en junio, septiembre y diciembre de 2021 con un vencimiento de tres años cada una. El BCE decidió aumentar el importe total que las entidades de contrapartida podrán obtener mediante estas operaciones, desde el 50% hasta el 55% de sus préstamos computables.

PRÉSTAMO CONDICIONADO Pero estas condiciones de financiación reajustadas muy favorables "se aplicarán únicamente a las entidades que alcancen un nuevo objetivo de concesión de préstamos" para incentivar a los bancos para mantener el nivel actual de crédito bancario. El BCE va a prestar en estas subastas desde el 24 de junio de 2021 hasta el 23 de junio de 2022 a un interés 50 puntos por debajo de su tasa de refinanciación principal, que es ahora del 0%. El interés se calcula cuando vence la operación, respecto a la tasa media de refinanciación principal durante el periodo de vida de la operación.

A los bancos que den muchos créditos a las empresas y hogares les ofrece unas condiciones mejores de préstamos que a los que no los dan. A los bancos que presten mucho entre octubre de 2020 y diciembre de 2021 el BCE les va a prestar a 50 puntos por debajo de la facilidad de depósito, que está ahora al -0,50%, y a un tipo de interés que no será superior al -1%. De este modo, algunos bancos pueden ganar dinero sin mover los préstamos, al tomar prestado dinero del BCE al -1% y depositarlos en la facilidad de depósito del BCE al -0,50%.

El BCE amplía hasta junio de 2022 la duración de las medidas de flexibilización de los criterios de admisión de activos de garantía que adoptó en abril para asegurar que todos los bancos de la zona del euro puedan seguir participando plenamente en las operaciones de liquidez.

nuevas subastas trimestrales El BCE revaluará la flexibilización de los criterios de admisión de activos de garantía antes de junio de 2022. Además, el BCE ha decidido también ofrecer otras cuatro operaciones de financiación a plazo más largo de emergencia frente a la pandemia en 2021, que seguirán proporcionando un apoyo de liquidez efectivo. Estas subastas, que comenzarán en marzo de 2021, se llevarán a cabo trimestralmente, a un tipo de interés fijo y adjudicación plena, y vencen todas al año.

El tipo de interés será de 25 puntos básicos por debajo de la tasa de interés media aplicada en las subastas semanales durante el periodo de vida de la operación, por lo que las primeras podrán tener un interés del -0,25%. El BCE ha llevado a cabo este año siete subastas de emergencia frente a la pandemia.

objetivo de la ue

Estabilización a medio plazo. "Las medidas de política monetaria adoptadas contribuirán a mantener unas condiciones de financiación favorables durante la pandemia, lo que apoyará el flujo de crédito a todos los sectores de la economía, respaldará la actividad económica y salvaguardará la estabilidad de precios a medio plazo", aseguró el BCE.

1,85

billones de euros es la cantidad que el Banco Central Europeo destinará a la compra de deuda de emergencia.