Comerciantes vascos piden al Ayuntamiento de Oiartzun que frene la llegada de Amazon

Sostienen que es un gran establecimiento comercial para el consumidor final

20.11.2020 | 00:50
Cajas listas para empaquetar en una nave de Amazon. Foto: N.G.

donostia – Si el martes el Ayuntamiento de Oiartzun (EH Bildu) se vio obligado a hacer público un comunicado para justificar la próxima implantación de Amazon en su término municipal, asegurando que tiene las manos atadas para condicionar su llegada, ayer asociaciones de comerciantes vascos respondieron a este posicionamiento con otro comunicado en el que le instan a no dar licencia de actividad al gigante estadunidense.

A juicio de la asociación de comerciantes Dendartean y la confederación Euskaldendak la proyectada plataforma de Amazon no debe tener la consideración de centro logístico sino de gran establecimiento comercial. En su comunicado, explican que la instalación que Amazon quiere abrir en el polígono de Lanbarren no puede acogerse a la calificación de centro logístico que tenían los pabellones de Transporte San José-López, ocupante original de la parcela en la que quiere asentarse la multinacional de comercio electrónico.

Ambas entidades rechazan así los argumentos del Ayuntamiento, que asegura que "urbanísticamente" no puede oponerse a la infraestructura de Amazon y que el polígono Lanbarren tiene la calificación para el negocio logístico.

"En la medida que tiene por objeto facilitar la puesta a disposición de bienes a favor de los consumidores finales", aseguran en su nota, el negocio de Amazon forma parte "esencial de la propia actividad comercial online y, por consiguiente, tiene que tener la consideración de establecimiento comercial a todos los efectos".

De la misma manera que el "espacio de almacén" de una tienda forma parte de una actividad comercial, "el centro de almacenaje y distribución logística de miles de transacciones comerciales minoristas realizadas a través de una página de Internet, también lo es", argumentan. Señalan que la actividad comercial minorista, aunque sea ejercitada mediante plataformas informáticas de comercio electrónico, comprende "todas aquellas actividades precisas para poner a disposición de usuarios finales los productos y servicios con carácter lucrativo".

Recuerdan que el objetivo del urbanismo comercial es "proteger el interés público", que consiste en establecer una "ordenación urbana equilibrada" para posibilitar a la ciudadanía el desarrollo de una actividad de consumo "equilibrada, diversa, próxima y sostenible", y opinan que la implantación periférica de estos establecimientos comerciales minoristas se orienta "en sentido contrario a estos intereses públicos".