Adegi aprecia signos de mejoría pero advierte de una coyuntura “difícil y dura”

La patronal guipuzcoana mantiene sus previsiones de una caída del PIB del 8% en 2020 y la pérdida de 10.000 empleos

09.10.2020 | 00:31
El director de Adegi, José Miguel Ayerza, a la izquierda, y el presidente, Eduardo Junkera, ayer en Donostia. Foto: Efe

donostia – La economía guipuzcoana ha superado "el momento más oscuro" de la crisis generada por la pandemia de coronavirus y sus principales indicadores experimentan cierta mejoría, pero la situación sigue siendo "muy complicada", lo que lleva a concluir a Adegi que el PIB del territorio caerá un 8% este ejercicio y que se destruirán 10.000 puestos de trabajo.

La patronal guipuzcoana presentó ayer los resultados de la encuesta que trimestralmente realiza entre las empresas del territorio para sondear sus perspectivas, y que en esta ocasión se ha retrasado unas semanas con el objetivo de recoger con mayor fidelidad los efectos del COVID-19. La visión global recoge una recuperación de la confianza empresarial y la actividad, pero también un mantenimiento de la incertidumbre junto con la caída del PIB y del empleo.

Una lectura que, según el presidente de Adegi, Eduardo Junkera, puede resultar "contradictoria" pero que refleja la evolución que ha registrado la economía guipuzcoana durante el año. Las respuestas de los empresarios conducen a pensar que lo peor de la crisis ya ha sido superado pero que el lastre que ha dejado es muy pesado.

La industria y la construcción presentan una mejoría superior al sector de servicios, muy condicionado por las pérdidas sufridas por la hostelería y el comercio. Como ejemplo de la "moderada recuperación", Adegi citó que la producción industrial en el segundo trimestre del año ha recuperado 30 puntos con respecto al primero, y se queda a tan solo cinco puntos de la registrada en un buen 2019.

También es positivo que el número de empresarios que considera que el mercado se ha normalizado o reactivado se duplica y que el 76% de los consultados estima mantener o ampliar su plantilla, a pesar de lo cual Adegi sostiene que se perderán 10.000 puestos de trabajo.

Estos datos demuestran, tal y como apuntó Junkera, que "la situación actual es solamente algo mejor que la que las empresas preveían en mayo" y viene en parte condicionada por una recuperación "más vigorosa" de la economía europea, sobre todo de la alemana que "Gipuzkoa debe aprovechar".

Aunque la coyuntura "todavía es dura y difícil", las expectativas de que no tendrá una prolongación excesiva en el tiempo crecen, puesto que la encuesta de la patronal guipuzcoana señala que siete de cada diez empresas creen que la recuperación se producirá en un año o menos.

Contribuirán a ello unas ayudas de la Unión Europea que Eduardo Junkera demandó que se extiendan a todas las pymes, principales integrantes del entramado empresarial guipuzcoano.

las cifras

6

de cada diez empresas considera que su nivel de pedidos es débil, cuando en el trimestre anterior eran ocho las que lo constataban.

43%

de los empresarios consultados creen necesario mantener los ERTE y la mitad de ellos pide medidas de flexibilidad interna.

76%

de los negocios prevé mantener o aumentar su plantilla.