Pensionistas instan al Pacto de Toledo a recoger sus demandas

Los jubilados guipuzcoanos protagonizaron actos en numerosas localidades

06.10.2020 | 00:25
Los pensionistas de la Plataforma de Alderdi Eder, ayer en su manifestación de Donostia. Foto: N.G.

donostia – Los pensionistas guipuzcoanos y vascos protagonizaron ayer diversas movilizaciones con ocasión del Día Internacional de las Personas Mayores que, si bien se celebró el pasado 1 de octubre, el colectivo decidió trasladar sus actos a este lunes para mantener la ya tradición de manifestarse el primer día de la semana.

En Gipuzkoa fueron diversas las manifestaciones y concentraciones que se desarrollaron en diferentes municipios como Errenteria o Eibar, mientras que la Plataforma de Mayores de Alderdi Eder volvió a circular por las calles céntricas de Donostia para reivindicar un sistema público de pensiones "digno", tal y como repite semana tras semana.

En el acto de ayer, los pensionistas leyeron un comunicado conjunto con los movimientos de la CAV en el que consideran positivo que el Pacto de Toledo haya asegurado que va a recomendar que se sustituya el Índice de Revalorización de Pensiones por el IPC. Este cambio significaría sustituir el 0,25% de incremento que establece el índice de revalorización por la inflación que se registre cada año.

Los pensionistas dijeron "alegrarse" por este avance, aunque matizaron que "esperamos que la letra pequeña de los acuerdo lo confirme". Añadieron que "el que hoy no haya ningún partido que defienda abiertamente" el Índice de Revalorización de las Pensiones "es un éxito de nuestras movilizaciones".

No obstante, indicaron que otras propuestas que se plantean en el Pacto de Toledo "van en el sentido contrario de nuestras demandas" y criticaron que se aludiera a una falta de recursos para adoptarlas, puesto que "el sistema público de pensiones es viable".

Por este motivo, instaron a los partidos políticos de la CAV y Navarra a que se impliquen en la reforma de las pensiones de manera que sean capaces de garantizar un sistema público que, entre otras cuestiones, asegure una pensión mínima de 1.080 euros, una de las tradicionales reivindicaciones de este colectivo.

De vuelta a Madrid, los pensionistas guipuzcoanos expresaron su deseo de que las negociaciones que actualmente se desarrollan en el Pacto de Toledo tengan en cuenta sus demandas. "Dejar pasar esta oportunidad es inaceptable para el Movimiento de Pensionistas, y contará con nuestro rechazo", advirtieron.

reclamaciones Entre las peticiones que recordaron ayer y que consideran imprescindible incorporar se encuentra garantizar la financiación del sistema público de pensiones y, en este sentido, consideraron que el actual déficit que adolece la Seguridad Social desaparecería si, "cumpliendo con la normativa vigente", los gastos no propios de este sistema se abonaran a través de transferencias de los Presupuestos Generales del Estado, y "se compensaran las cotizaciones mejorándolas y creando más y mejor empleo".

Del mismo modo, reiteraron su demanda de que se deroguen las reformas de las pensiones que se decretaron en 2011 y en 2013 y que contemplan consolidar el factor de sostenibilidad, contra el que los pensionistas se han rebelado en numerosas ocasiones, y el aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años.

Una de las cuestiones que han cobrado fuerza en los últimos meses de concentraciones de los jubilados guipuzcoanos hace referencia a la brecha de género ya que, según han constatado, las mujeres cobran menos que los hombres pensionistas. De ahí que reclamen el reconocimiento de "una pensión digna" para las mujeres y elevar del 60% al 100% la base reguladora de la pensión de viudedad.

El colectivo guipuzcoano considera un éxito suyo que se incorpore la recomendación de actualizar las pensiones con el IPC

Critica otras propuestas del Pacto de Toledo opuestas a sus intereses y rechaza el argumento de falta de recursos