Los hoteles de Gipuzkoa piden medidas fiscales para "salir de la UCI"

El sector se asoma al "peor" de sus inviernos y calcula pérdidas del 80% Reclama también que el periodo de ERTE se prolongue hasta el 30 de abril

01.10.2020 | 00:29
Los hoteles de Gipuzkoa piden medidas fiscales para "salir de la UCI"

donostia – Los hoteles de Gipuzkoa están en la UCI y demandan la adopción de medidas de urgencia cuando se asoman "al peor de los inviernos".

Mala primavera, pequeño pero insuficiente repunte en verano y unas perspectivas "patéticas" de cara al otoño y el invierno. Así se dibuja la curva de la actividad de los hoteles de Gipuzkoa, que piden a las autoridades "territoriales y locales" la adopción de medidas que eviten la catástrofe total.

Entre las medidas económicas que reclama el sector se halla, en el ámbito local, "la eliminación o en su defecto reducción proporcional de impuestos y tasas que devengan o debieran abonarse durante el periodo en el que no se preste el servicio debido a la crisis sanitaria y las restricciones derivadas de la misma".

En resumidas cuentas, reclaman a las administraciones locales, territoriales y estatales la adopción de medidas extraordinarias ante una situación extraordinaria que pasen, por ejemplo, por fijar un "periodo de protección" que pueda incluir "medidas de exención, bonificación y aplazamiento de toda clase de impuestos y pagos a cuenta".

El listado de tributos a aplazar o rescindir es largo y de distintos rangos, desde las tasas de basura al Impuesto de Bienes Inmuebles, el IAE o el Impuesto de Sociedades.

Hay otro aspecto que preocupa sobremanera a los hoteleros: el ERTE. Cuatro meses de cierre, un proceso paulatino de recuperación de empleo, que en pocos o ningún caso ha alcanzado el 100% de la plantilla, y un nuevo descenso de la curva que exigirá que gran parte del personal vuelva a la regulación, provoca que se enciendan todas las luces de emergencia.

Por este motivo, los hoteleros guipuzcoanos reclaman que se prolongue el periodo de ERTE, al menos hasta el 30 de abril, con la exoneración del 100% de las aportaciones a la Seguridad Social de los trabajadores afectados, aunque creen que incluso esta demora resultará insuficiente.

Además, a nivel del Estado han reclamado la ampliación del plazo de moratoria hipotecaria para el sector turístico aprobado mediante el Real Decreto-ley 25/2020, de 3 de julio, de medidas urgentes para apoyar la reactivación económica y el empleo.

El director de Asociaciones Sectoriales de Adegi, Paul Liceaga, y la presidenta de Hoteles de Gipuzkoa, Elena Estomba, pintaron ayer un panorama para los hoteles ante el invierno que calificaron de "patético". "Los hoteles están en la UCI y necesitarán todas las ayudas posibles para mantener el empleo", apuntó Estomba.

Tanto es así que hay hoteles que se están planteando el cierre temporal, a la espera de que las administraciones adopten o no las medidas solicitadas para, incluso, tomar decisiones más drásticas.

De momento, han sido cuatro los hoteles, dos de Donostia y dos del resto del territorio, que han manifestado su intención de cerrar sus puertas de forma provisional.

un sector fundamental Paul Liceaga quiso llamar la atención sobre un aspecto: la importancia que la actividad hotelera tiene en la economía del territorio. "Los hoteles pagan en impuestos y tasas 75 millones de euros anuales en Gipuzkoa, 45 millones solo en Donostia".

Pero las cifras de 2020 se perfilan como catastróficas. En los primeros siete meses del año los turistas que se han hospedado en los hoteles de Gipuzkoa son menos del 50% que en el mismo periodo de tiempo del pasado año.

Así las cosas, los representantes de los hoteles tienen claro que el sector rematará el nefasto año con pérdidas importantes que calculan que serán de entorno del 80%.

Y es que pese a que el verano ha ido algo mejor que lo calculado inicialmente, también en la época más potente del año los ingresos han caído en torno al 50%, ya que los hoteles se han visto también obligados a aplicar una importante disminución de las tarifas.

En agosto, gracias al turismo francés y al de proximidad, la ocupación rondó el 60%, pero la curva ha vuelto a descender de forma más que notoria en septiembre y las perspectivas van tomando tintes más preocupantes de cara a los próximos meses, calculándose que la media anual se situará en torno al 25-30%.

Según recordó Liceaga, entre los años 2015 y 2018, en los ocho primeros meses del año se acumulaba cerca del 70% de la facturación anual en los hoteles, frente al 52% de este año. "Es imposible ya revertir la situación", constató Liceaga, que cree que este es el momento de presentar "un análisis objetivo de la situación, sin dramatismos pero sin edulcorantes".

"El 100% de los hoteles vamos a cerrar en pérdidas el año", aseguró por su parte Estomba.

Si algo quisieron subrayar Liceaga y Estomba es que, llegados a este punto y viendo la evolución de la pandemia, las iniciativas que en materia de promoción se adoptaron de común acuerdo con las administraciones en junio resultan insuficientes.

"Mantener, aunque con las lógicas limitaciones, eventos como el Festival de Jazz o el Zinemaldia fue de agradecer, pero en la actualidad hay que adoptar otras medidas", señalaron.

Porque, explicó Liceaga, el componente estacional del turismo en Gipuzkoa tiene un gran peso y, por contra, no lo tiene tanto el turismo de negocios, por lo que la situación solo puede empeorar en los meses ya tradicionalmente más bajos.

El COVID-19 y las medidas adoptadas para hacerle frente han impactado en la línea de flotación de un sector que da empleo a cerca de 2.500 personas en el territorio, un empleo que Estomba calificó como de "calidad y estable" y que, insistió, corre el riesgo de perderse en gran medida en el caso de que las administraciones no adopten las medidas proactivas que reclaman. "Se ha pasado ya el breve kit-kat del verano de un año catastrófico" y, ante un invierno que se anuncia como "patético", los hoteles, aseguró, necesitan todo tipo de ayudas para poder seguir adelante.

La radiografía

Ocupación. La media anual de ocupación se situará entre el 25 y el 30%. En agosto fue del 60% pero en septiembre ha vuelto a caer y las previsiones para el invierno son malas. Hasta la fecha, las personas hospedadas en los hoteles de Gipuzkoa son un 47% menos que en 2019.

Ingresos. La facturación media por servicios de alojamiento registrada este año en Gipuzkoa, en los siete primeros meses, baja cerca de un 52% respecto al pasado año y se sitúa un 45% por debajo de la media de los cinco años previos.

Impuestos. Los hoteles del territorio calculan que su contribución impositiva supera los 75 millones de euros, de los que 45 corresponden a Donostia.

xxxxxx

descenso

80%

Analizando la curva de meses precedentes, que teóricamente son los que tienen más peso en la ocupación y facturación, los representantes de los hoteleros se atreven a calcular que 2020 finalizará con una caída en las cuentas del 80%.

"El 100% de los hoteles de Gipuzkoa terminará este año catastrófico con pérdidas "

Elena eSTOMBA

Presidenta de Hoteles de Gipuzkoa

"Este año no es posible revertir la situación y es momento de realizar un análisis objetivo "

Paul Liceaga

Adegi