Moncloa plantea que los ERTE consuman paro si se prorrogan

Presenta un “modelo de protección diferencial”, con ayudas a todas las empresas pero un plan específico para las más castigadas

11.09.2020 | 02:16

donostia – El Gobierno español planteó ayer a los agentes sociales un borrador para negociar las condiciones de los ERTE más allá del 30 de septiembre, que mantiene la opción en caso de rebrote para todos los sectores pero cuyas prestaciones contabilizarán como periodo consumido a efectos de futura situación de paro.

Según explicaron a Efe fuentes del diálogo social, las prestaciones ligadas a esta extensión de los ERTE serían diferentes a la prestación extraordinaria de cuando se aprobó esta figura al inicio de la pandemia, que no tenía periodo de carencia y no consumía paro (poniendo a su término el contador a cero). La opción planteada por el Gobierno en la reunión contempla un modelo de "protección diferencial, no sectorial" que, por un lado, mantiene la figura del ERTE en caso de cierres por rebrotes para todas las empresas, sean del sector que sean.

Junto a esto se ha planteado un esquema, del que no han trascendido más detalles, que busca "concentrar los esfuerzos en los que más lo necesiten", es decir los sectores especialmente dañados por la pandemia y que aún se mantienen en ERTE.

Tanto patronal como sindicatos habían planteado al Gobierno que las nuevas condiciones de los ERTE no se ciñeran solo a determinados sectores sino teniendo en cuenta otras variables, así como que el esquema de bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social fuera mayor para los trabajadores que siguen parados y no para los que se reincorporan.

Las mismas fuentes señalan que en la reunión de ayer jueves no se entró en esquemas detallados de exoneraciones de cotizaciones pero sí en partir de ese modelo de "protección diferencial, no sectorial".

También se volvió a plantear la necesidad de mantener la cuantía de las prestaciones para los trabajadores que lleven más de seis meses en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), quienes las ven reducidas del 70% de la base reguladora al 50% con la normativa actual.

Desde CCOO valoraron la propuesta del Gobierno como "interesante", aunque reconocieron que hay muchas cosas que negociar. "Va a haber reuniones todos los días de la semana que viene y en CCOO confiamos en llegar a un acuerdo", señalaron a los medios. Desde UGT insistieron en la necesidad de mantener las prestaciones y en que la prórroga venga sin fecha límite y sin hablar de sectores concretos.

La CEOE señaló que la propuesta no incluye información detallada sobre exoneraciones o prestaciones, que no garantiza la cobertura a todas las empresas que lo necesitan y no recoge una extensión de los ERTE hasta abril, tal y como habían solicitado.

Gobierno, patronal y sindicatos fijaron un "exigente" calendario de reuniones para seguir cerrando los detalles con el objetivo de tener cerrado un acuerdo la próxima semana.

El próximo lunes 14 de septiembre tendrá lugar un nuevo encuentro. Así las cosas, junto con la incógnita de saber hasta cuándo se prorrogan los ERTE, una de las cuestiones que estarán encima de la mesa será evitar que se rebaje la cuantía que se percibe de prestación del 70% al 50% pasados 180 días, aunque la semana pasada se dejó entrever que había consenso al respecto.

El viernes pasado la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, abrieron junto a los principales representantes de CEOE, Cepyme, UGT y CCOO la comisión tripartita de diálogo sobre ERTE en Palma de Mallorca.