burtsa

El euríbor marcó un mínimo histórico en agosto

El Banco de España confirma el suelo alcanzado el pasado mes, que fue de -0,359%, como consecuencia de la incertidumbre

02.09.2020 | 00:57

madrid – El Banco de España confirmó ayer que el euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, marcó en agosto un nuevo mínimo histórico del -0,359%.

El euríbor cerró ayer lunes, último día del mes de agosto, en el -0,383%, lo que arroja esa media mensual del -0,359%, muy por debajo del -0,279% de julio y su menor valor nunca registrado, tras haber superado el récord mínimo histórico del -0,356% de agosto de 2019. El indicador ha encadenado tres meses de caídas, que han seguido a otros tres meses de fuertes ascensos, coincidentes con los meses más duros de la crisis del COVID-19.

Esto supone que las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor +1% a las que les toque revisión experimentarán un abaratamiento de apenas 0,1 euros en su cuota anual respecto al mismo mes del año pasado.

El Banco de España también informó de un descenso, hasta el -0,359%, del míbor, el tipo interbancario a un año que servía de referencia oficial del mercado hipotecario para las operaciones realizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000.

El director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, explicó que los hipotecados no han notado rebajas en sus cuotas, pero lo harán si el euríbor sigue en esta tendencia en los próximos meses.

El indicador se mueve en función de las incertidumbres que se generan en torno a la economía europea. Tras la subida inicial por el COVID-19, la inyección de dinero del Banco Central Europeo (BCE) a los bancos ha empujado al indicador a nuevas caídas, una tendencia que iAhorro prevé que continúe en los próximos meses.

"No creo que haya cambios bruscos a corto plazo. De todas maneras, todo dependerá de la estrategia que siga el BCE. El euríbor seguirá en negativo varios meses, pero no podemos vaticinar si serán dos, seis o veinticuatro meses", apunta Colombelli.

En este escenario, los bancos están apostando por las hipotecas fijas y la mayoría ha bajado su oferta fija ante la "poca claridad" con lo que va a pasar con el euríbor. "Prefieren asegurarse un tipo fijo, aunque sea muy bajo", explica el experto.