El Consejo del Gobierno Vasco cesa al presidente del Puerto de Pasaia

El departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras no nombra de momento al sucesor Félix Garciandia puso su cargo a disposición a finales de julio porque "así no se puede trabajar"

26.08.2020 | 01:07
El presidente cesado de la Autoridad Portuaria de Pasaia, Félix Garciandia, en una comparecencia anterior.

donostia – El Consejo de Gobierno del Ejecutivo vasco en funciones aprobó ayer el cese como presidente de la Autoridad Portuaria de Pasaia de Félix Garciandia sin nombrar de momento a su sucesor, que será designado por el Gobierno Vasco que se conforme el próximo 7 de septiembre.

Garciandia puso a finales del pasado mes su cargo a disposición de la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, con el argumento de que "así no se puede trabajar". El ya expresidente del Puerto de Pasaia lamentó una carencia de autonomía para desarrollar sus planes, una falta de apoyo para crear un equipo de confianza y la dimisión por segunda vez del director del puerto pasaitarra, César Salvador.

Un mes después, la consejera, Tapia que ya nombró a Félix Garciandia en enero de 2018 máximo responsable del recinto portuario guipuzcoano, ha introducido su cese en el orden del día del Consejo de Gobierno que se celebró ayer en el Palacio Miramar de Donostia con motivo de la apertura del curso político, y que fue aprobado.

El Puerto de Pasaia pertenece a Puertos del Estado pero, según sus estatutos, la designación del presidente y su cese corresponden al Gobierno Vasco. En la reunión de ayer no se barajó ningún sustituto que por lo tanto será nombrado una vez se conforme el nuevo ejecutivo vasco.

El cese de Félix Garciandia se produce tras poner él a disposición su cargo en un comunicado en el que consideraba que "así no merece la pena seguir". Junto con la "mediatización política" que dijo soportar, criticó la imposibilidad de conformar un equipo de trabajo que le apoyara en el desarrollo de un plan estratégico para asegurar el futuro del Puerto de Pasaia.

De hecho, el presidente de la dársena guipuzcoana fue objeto de denuncias por parte de ocho de los diez jefes que conforman el personal ejecutivo fuera de convenio, que le acusaron de actuar "de forma autoritaria", de "desprestigiarles" y de incurrir en "irregularidades en la contratación", entre otras cuestiones.

Este grupo presentó la denuncia ante la Comisión de Ética Pública del Gobierno Vasco, que alegó que no tenía competencias en este ámbito. Por su parte, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, mostró en público un tibio apoyo al presidente de la Autoridad Portuaria de Pasaia.

acuerdo Este incidente, que se alargó durante meses, pudo resolverse con un acuerdo por el que se creaba un comité a nivel interno para resolver los problemas con el apoyo de Osalan. Sin embargo, con el transcurrir del año cinco de los ocho denunciantes han renunciado a su puesto para proseguir su carrera profesional en otros trabajos.

A estas marchas se añade otra que afectó de manera especial a Félix Garciandia, según reconoció en su escrito, y es la del director del puerto, César Salvador, por segunda vez el pasado 17 de julio, aunque en la actualidad prosigue en su puesto hasta que se haga efectiva la renuncia.