La Diputación de Gipuzkoa reduce en 107 millones su aportación a los ayuntamientos

El Fondo Foral de Financiación Municipal desciende un 20% como consecuencia de la previsible caída de la recaudación

13.05.2020 | 02:00
Los consistorios guipuzcoanos tendrán un recorte en los fondos procedentes de la Diputación. Foto: N.G.

donostia – La estimación de que la Hacienda de Gipuzkoa recaudará este año 1.000 millones de euros menos de los previstos como consecuencia de la pandemia del coronavirus no solo pasará factura a los presupuestos de la Diputación, sino que también los ayuntamientos tendrán que ajustarse el cinturón al verse reducida la aportación foral un 20%.

Si en la última reunión del Consejo Vasco de Finanzas de octubre de 2019 se estableció que los consistorios guipuzcoanos recibirían en conjunto 536 millones de euros de la entidad foral, esta cantidad se ha visto corregida a 429 millones, lo que significa reducir en 107 millones la cifra con la que iban a afrontar sus políticas locales. Esta merma del 20% tendrá una incidencia significativa si se tiene en cuenta que muy poco menos de la mitad de los recursos de los que disponen los ayuntamientos proceden de esta fuente.

La portavoz foral, Eider Mendoza, dio a conocer ayer esta decisión tomada en el seno de la reunión del Consejo de Gobierno foral que tuvo como eje central las medidas a tomar con respecto al conocido como Fofim, el Fondo Foral de Financiación Municipal destinado al conjunto de consistorios y cuya cifra se establece en función de lo que recaude la Hacienda de Gipuzkoa.

El previsible descenso del 20% o 25% de ingresos procedentes de tributos fiscales se traslada así al ámbito local. Mendoza recordó que esta rebaja "desgasta la financiación de todos los niveles administrativos, incluido el ámbito municipal", para señalar que la Diputación de Gipuzkoa ya detalló su planteamiento, con una reducción de 200 millones de euros de su presupuesto de los que 115 corresponden a recursos propios y renovación de deuda y los 85 restantes a reducción de gasto. "Ahora es el turno de los ayuntamientos", puntualizó.

En esta ocasión el sistema varía. Por lo general, la Diputación de Gipuzkoa entrega en cuatro plazos la cantidad acordada a finales del año anterior y, en febrero del año siguiente, se procede a una revisión. Si se ha recaudado más de lo previsto, los consistorios reciben más dinero. En el caso contrario, devuelven una cantidad.

De seguir este esquema, la entidad foral pagaría durante este año en cuatro plazos los 536 millones inicialmente previstos y en febrero de 2021 los ayuntamientos deberían devolver de golpe 107 millones, situación que la Diputación no considera lógica. Por este motivo, ha decidido cambiar la mecánica y aplicar la rebaja del 20% a los sucesivos pagos trimestrales que realice durante el presente año.

El primero de los pagos, con una partida extra de 11 millones de euros, ya se efectuó en febrero de este año, por lo que el siguiente contemplará, además del 20% menos correspondiente al trimestre, el ajuste del pago anterior, explicó la portavoz foral.

Eider Mendoza incidió en que "desde el principio de la crisis" la entidad foral ha mantenido un contacto estrecho con los mandatarios municipales para tenerles en todo momento informados. En este sentido, recordó que el próximo viernes se celebrará una reunión extraordinaria del Consejo Territorial de Finanzas a fin de "aclarar dudas y preocupaciones que puedan tener los ayuntamientos".

Este organismo está conformado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y la asociación de municipios vascos Eudel. En el caso de la institución foral, sus representantes son el diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga; la diputada de Gobernanza, Eider Mendoza; el diputado de Medioambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio; la diputada foral de Movilidad y Ordenación, Rafaela Romero; y la directora foral de Política Fiscal y Financiera, Bittori Zabala. Por parte de Eudel, la representación municipal en el Consejo Territorial de Finanzas está compuesta por Ane Beitia, alcaldesa de Elgoibar; Izaro Elorza, alcaldesa de Oñati; Eneko Maioz, alcalde de Orexa; el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos; y Jaime Domínguez-Macaya, concejal delegado de Hacienda y Finanzas del Ayuntamiento de Donostia.

medidas adicionales Por otra parte, el Consejo de Gobierno foral también acordó simplificar y agilizar el proceso de aprobación de créditos adicionales y otorgar más capacidad a los consistorios para adoptar medidas de forma inmediata.

Otra de las propuestas adoptadas fue concederles la opción de adoptar bonificaciones fiscales para medidas excepcionales dirigidas a colectivos especialmente golpeados por la crisis del COVID-19, explicó Mendoza.

reacción

Rechazo. Tras el anuncio realizado ayer de la rebaja del 20% del Fondo Foral de Financiación Municipal de Gipuzkoa adoptada en la reunión semanal del Consejo de Gobierno foral, EH Bildu emitió un comunicado en el que lamentó que la entidad foral "ha querido penalizar" a los ayuntamientos del territorio con esta medida. En opinión de la coalición de izquierdas, esta decisión ha sido adoptada "sin contar con los ayuntamientos ni con las Juntas Generales", después de que los consistorios hayan "demostrado ser las instituciones más cercanas a la ciudadanía y sobre todo en momentos de crisis, dando respuesta a las necesidades de la ciudadanía". EH Bildu consideró "inaceptable" la manera "unilateral" en la que se ha aprobado esta decisión, al tiempo que recalcó que es una "falta de respeto" a los ayuntamientos y a los diferentes órganos de Gipuzkoa que la decisión "haya sido adoptada antes de reunirse el Consejo de Finanzas".

"Ya hemos llevado a cabo un considerable ajuste y ahora es el turno los ayuntamientos"

"La bajada de la recaudación desgasta la financiación de todos los niveles administrativos"

eider mendoza

Portavoz de la Diputación de Gipuzkoa