alerta mundial por el coronavirus

ERTE hasta la 'nueva normalidad'

El Gobierno plantea que las regulaciones por fuerza mayor se renueven automáticamente hasta el final de la fase 3

01.05.2020 | 01:32
Un operario de Skoda trabaja con guantes y mascarilla en la planta de baterías. Foto: E.P.

donostia – La propuesta sobre los ERTE que el Gobierno llevó ayer a la mesa de negociación con patronales y sindicatos pasa por que los ERTE por fuerza mayor se prorroguen hasta el comienzo de la nueva normalidad, es decir, hasta el final de la fase 3 a finales de junio, según informó ayer laCadena SER.

A partir del fin de la desescalada, el Gobierno daría una prórroga adicional a los sectores más afectados y que necesiten más apoyo. Esos sectores, y el tiempo extra con el que contarán para mantener el ERTE por fuerza mayor, se irán determinando en los próximos días según la evolución de la situación económica.

También se facilita el enganche de los ERTE por fuerza mayor con los ERTE ordinarios: cuando haya que pasar de uno a otro, una vez que haya acuerdo podrá contarse como fecha de inicio del nuevo ERTE la finalización del anterior, para no crear así vacíos de cobertura.

También se extenderá la posibilidad de cobrar el paro a los trabajadores en ERTE que no tienen el tiempo cotizado necesario como para acceder a la prestación, la prohibición de despedir y la disposición que mandata que a los trabajadores en ERTE no les cuente como consumido el tiempo de paro que estén usando ahora.

La exoneración para las empresas del pago de las cuotas de los trabajadores en ERTE se irían reduciendo paulatinamente a lo largo del verano. Ahora, las empresas de menos de 50 trabajadores están exentas del 100% de las cotizaciones y las de más de 50 trabajadores, del 75%.

El Gobierno quiere negociar esta propuesta con los agentes sociales y su objetivo es llevar un texto acordado al Consejo de Ministros del próximo día 5 de mayo.

los datos

50

trabajadores. Las empresas de menos de 50 trabajadores están exentas del 100% de las cotizaciones y las de más de 50 trabajadores, del 75%.

Cotización. El Gobierno extenderá la posibilidad de cobrar el paro a los trabajadores en ERTE que no tienen el tiempo cotizado necesario como para acceder a la prestación.

Despidos. Según este planteamiento, también se extenderá la prohibición de despedir y la disposición que mandata que a los trabajadores en ERTE no les cuente como consumido el tiempo de paro que estén usando ahora.