Ander Sansineneadirector de consultoría de personas de lks next

"Las empresas a partir de ahora se plantearán de manera más seria el teletrabajo"

26.03.2020 | 01:59
"Las empresas a partir de ahora se plantearán de manera más seria el teletrabajo"

Firme partidario de la modalidad del teletrabajo, asegura que el empleado que la utiliza está satisfecho siempre y cuando sea una opción y no una obligación

donostia – El director de la consultoría de personas de LKS Next, Ander Sansinenea, ofreció ayer una videoconferencia sobre los aspectos legales, organizativos y tecnológicos del teletrabajo, en un momento de crisis sanitaria en el que este modelo se ha extendido.

Muchas personas que pedían teletrabajar quizá ahora se lo estén replanteando.

–Los trabajadores están encantados siempre que sea una opción y no una obligación. Ahora nos ha cogido a todos de sorpresa, no estábamos preparados y son muchas las cuestiones que debemos atender para garantizar que se desarrolla en las condiciones idóneas.

¿Cuáles son las principales?

–Desde un punto de vista legal, habrá que ver cómo se computa el trabajo, de qué manera se realiza el fichaje, si van a ser todos los días o también habrá que acudir alguna jornada de la semana a la empresa, etc. También deberemos atender si el puesto de trabajo en el domicilio cumple con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, establecer las condiciones por convenio, recogerlas en el contrato... Son aspectos que se han de regularizar si la empresa apuesta por el teletrabajo a largo plazo, no como respuesta a una situación puntual.

¿Cree que tras esta experiencia lo hará?

–Tener que probarlo a la fuerza va a llevar a las empresas a que se lo planteen de una manera más seria. Esta experiencia va a tener efectos a largo plazo porque se van a ver sus beneficios.

¿Qué ventajas tiene?

–Desde el punto de vista económico a la empresa le resulta muy interesante porque se ahorra 3.500 euros al año por cada teletrabajador, al no necesitar oficinas de grandes dimensiones, ahorrar en electricidad, reducir el bono restaurante...

¿Y el trabajador qué gana?

–Por ejemplo, se incrementan las posibilidades de conciliación laboral y familiar. Pero también significa un mejor aprovechamiento del tiempo, porque desaparece la obligatoriedad de desplazarse, con lo que se termina la jornada antes y ahí se gana tiempo para la vida personal. En LKS Next calculamos en 600 euros el ahorro que supone al trabajador por no tener que utilizar el coche. No solo es dinero, sino que una menor utilización del automóvil representa una reducción de la emisión de CO2 al año de 1.515 toneladas solo en Gipuzkoa. Además, debemos tener en cuenta que el 10,4% de los accidentes en carretera con initinere, alrededor de 100 accidentes al año en Gipuzkoa.

También existirán inconvenientes.

–Hay que asegurar ciertas cuestiones. No puede suponer un coste para el teletrabajador, es la empresa la que debe proporcionarle las herramientas como los portátiles, los sistemas o unas conexiones potentes si son necesarias. Por otro lado, es importante asegurar que no es una medida discriminatoria.

¿Cómo se puede discriminar a alguien con el teletrabajo?

–Ha habido casos de empresas que han dicho que el teletrabajo es para el personal femenino, no para el masculino. También se puede dar el riesgo en el momento de la promoción interna. Un cargo directivo puede tener tendencia a pensar más en un candidato con el que tiene una interacción habitual, con quien está presencialmente todos los días, que en una persona a la que no suele ver porque trabaja desde casa.

Una de las razones por las que hasta ahora no se ha extendido el teletrabajo son las reticencias que genera en las directivas.

–El problema mayor que se da entre los líderes de equipos es que no pueden ver si los trabajadores están trabajando o no, pierden el control del trabajo y les genera ansiedad no ver cómo se están desarrollando las cosas. Incluso existen empresas que implantan un software en sus ordenadores que indica cuánto tiempo está parado un ratón, es lamentable. El teletrabajo no va de esto, sino de confiar en la gente. Este modelo exige un cambio cultural, los líderes de equipo deben dejar de pensar en cómo se hacen las cosas y pedir objetivos, es decir, que los proyectos se hagan en formas y plazos.

¿No existe en el trabajador un peligro de aislamiento?

–Efectivamente, si se trabaja desde casa puede que las personas se desagreguen. Por esto es necesario organizar reuniones presenciales que den lugar también a conversaciones distendidas, de tal modo que se trabaje un equipo cohesionado.

¿LKS Next apuesta por el trabajo?

–Lo ideal es que la gente tenga diferentes opciones para poder trabajar y que, de una manera responsable, la empresa se lleve adelante. El teletrabajo es bueno, incrementa la productividad, reduce los niveles de estrés y posibilita la conciliación.

"El mayor problema que se da entre los líderes de equipos es la intranquilidad que les genera no poder ver qué hacen los empleados?