Tropiezo en Burgos

división de honor a Un flojo Ampo Ordizia perdió un partido que fue ganando por 6-18

02.11.2020 | 00:46
Alain Araña (izda.), en el encuentro frente al Independiente disputado en Altamira.

U. Burgos27

Ampo Ordizia24

UNIVERSIDAD DE BURGOS-BAJO CERO Alonso (Albareda, m. 46), Silvestre, Pisapia, Wagenaar (Matamu, m.57), Ascroft-Leigh, Marc Sánchez (Sarmiento, m. 57), Guido, Snyman, Herreros (Rocaríes, m. 57), Norton, Cronje (Beltramino, m. 14), Weersma (Zabalegui, m. 57), Facundo López, Masuyama, Casteglioni.

AMPO ORDIZIA Unai Lasa (Alberdi, m.51), Carvajales, Vukile Sofisa, Álvarez de Eulate, Kawa Leauma, Aitor Txurruka (Gorka Elosua, m. 45), Eneko Salinas (Anthony Nazabal, m. 67), Aitor Olasagasti, Lescano (Alain Araña, m. 61), Cruz, Lander Gómez, Aldanondo (Puyadena, m. 60), Engelbrecht, Erlantz Garmendia y Tomás Jorge.

Marcador 3-0, m.2: golpe de Weersma. 6-0, m.6: golpe de Weersma. 6-5, m.9: ensayo de Tomás Jorge. 6-8, m. 14: golpe de Cruz. 6-11, m. 25: golpe de Cruz. Descanso. 6-18, m. 46: ensayo de Lescano transformado por Cruz. 9-18, m. 51: golpe de Weersma. 16-18, m. 57: ensayo de Albareda que pasa Weersma. 19-18, m. 67: golpe de Weersma. 19-21, m. 69: golpe de Cruz. 22-21, m. 71: golpe de Weersma. 22-24, m. 77: golpe de Cruz. 27-24, m. 78: ensayo de Rocaríes.

Árbitro Parera. Sin tarjetas.

Incidencias Partido disputado en el campo burgalés de San Amaro.

El mal partido del Ampo Ordizia en Burgos se tradujo en la primera derrota de esta temporada para los goierritarras (27-24). El equipo guipuzcoano no fue capaz de ofrecer el mismo nivel que en la primera jornada y jugó muy por debajo de su potencial, con graves errores en defensa y cometiendo numerosos fallos en la circulación del balón que le impidieron disponer de más ocasiones de ensayo. Es cierto que durante buena parte del encuentro pareció que el Ordizia no iba a necesitar jugar al 100% para ganar el partido y, de hecho, durante mucho tiempo fue mejor que su rival y estuvo por delante en el marcador. Incluso llegó con ventaja al minuto 77 del encuentro. Pero cuando los burgaleses apretaron en los minutos finales, la respuesta de los guipuzcoanos no fue suficiente.

Los ordiziarras volvieron a jugar sin los internacionales Julen y Oier Goia y sin los sudafricanos Keegan Munro y Caylib Oosthuizen, que se incorporarán este mes al equipo, y ayer también sin Matoto. En cualquier caso, la buena imagen que dejaron los guipuzcoanos en su estreno liguero hacía suponer que no iban a acusar demasiado estas ausencias.

La primera parte resultó poco vistosa, gris, sin ritmo, con muchas interrupciones en el juego, y con bastantes errores por parte de ambos equipos. Los burgaleses se adelantaron con dos golpes de castigo (6-0, m. 6). El Ordizia, sin embargo, no tardó en dar la vuelta al marcador con un ensayo de Tomás Jorge y dos patadas de Cruz (6-11). A partir de entonces, salvo los últimos minutos de este período, el encuentro se jugó sobre todo en el medio campo del Universidad de Burgos. El Ordizia se instaló casi permanentemente sobre el terreno contrario, pero la buena defensa local y los fallos en la circulación del balón le impidieron llegar a gozar de oportunidades claras de ensayo. El club de Goierri, aún así, se fue al descanso con cinco puntos de ventaja y la sensación de ser superior a su rival.

La segunda mitad estuvo más igualada, los dos equipos se repartieron la iniciativa y la intensidad del choque aumentó. El Ordizia aguantó la embestida inicial del Burgos y pasó a tomar la iniciativa. En pleno ataque guipuzcoano, el colegiado decretó un golpe de castigo en la 22 local y Lescano volvió a ser el más listo de la clase. El medio melé argentino sacó inmediatamente y, sin ninguna molestia, recorrió los escasos metros hasta la zona de marca para hacer posible el 6-18. Parecía que el Ordizia estaba más cerca de pelear por el bonus ofensivo que de sufrir por la victoria, pero finalmente ni siquiera pudo mantener sus doce tantos de renta.

Los burgaleses recortaron distancias con un golpe de castigo y un ensayo derivado de un maul que la defensa del Ampo no pudo frenar (16-18), y acabó remontando el encuentro con un nuevo lanzamiento a palos (19-18).

A partir de entonces, el choque se convirtió en un intercambio de golpes de castigo. Cruz devolvió la ventaja al Ordizia (19-21, m. 69), el Burgos la recuperó después (22-21, m.71) y el apertura ordiziarra acertó después otra patada que parecía sentenciar el triunfo del Ampo a falta de tres minutos para el final (22-24). No fue así. Los guipuzcoanos no pudieron detener el último ataque del Burgos y el local Nico Rocaríes marcó sin apenas oposición el ensayo decisivo (27-24). El Ampo dispuso después de una última jugada, pero no logró mover el marcador.

El club de Goierri no tuvo su día, no logró hacer su juego y no mostró su mejor versión. Los ordiziarras tuvieron que conformarse con obtener un bonus defensivo ante un rival duro y con una buena defensa, pero que no mostró nada del otro mundo. El equipo de Iñigo Marotías dispondrá ahora de dos semanas sin liga para tratar de recuperar el juego y la ambición que exhibió en la primera jornada antes de medirse a la Santboiana.

El equipo ordiziarra dispondrá de dos semanas para recuperar su mejor versión antes de recibir a la Santboiana