Etxeberria encuentra el camino hacia primera

pelota vence en la final del Manomanista de Segunda al azpeitiarra Julen Egiguren

06.06.2021 | 00:30
Peio Etxeberria celebra el Manomanista de Segunda. Foto: I. Porto

Peio Etxeberria22

Egiguren V7

Duración: 48 minutos de juego.

Saques: 5 de Peio Etxeberria (tantos 4, 14, 17, 20 y 22) y 2 de Egiguren V (tantos 5 y 7).

Faltas de saque: 2 de Peio Etxeberria y 1 de Egiguren V.

Pelotazos: 209 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 8 de Peio Etxeberria y 3 de Egiguren V.

Errores: 8 de Egiguren V.

Marcador: 2-1, 3-1, 4-2, 5-3, 8-4, 9-5, 12-6, 13-7 y 22-7.

Botilleros:: Joseba Ezkurdia (con Peio Etxeberria) y Jon Egiguren (con su hijo, Julen).

Incidencias: Partido correspondiente a la final del Manomanista de Segunda disputado en el frontón Labrit de Iruñea. Encuentro a puerta cerrada. En el primer partido, Ezkurdia-Tolosa ganaron a Bengoetxea VI-Aretxabaleta (13-22). En el tercero, Salaberria-Bikuña vencieron a Zubizarreta III-Ibai Zabala (18-16).

donostia – El formato del Manomanista de Primera, reducido al máximo, dejó a Peio Etxeberria sin la oportunidad de enfrentarse a los mejores. Se quedó sin sitio. En esa decepción, el zenoztarra encontró un nuevo camino. Ayer era el favorito y apenas dio opciones a Julen Egiguren, agarrándose al ritmo para llevarse la victoria. Siempre tuvo una marcha más y dominó casi todos los tantos. El delantero navarro metió mucha velocidad al juego y mantuvo a Egiguren siempre a la defensiva, incapaz de entrar cerca del frontis.

El de Zenotz supo siempre qué hacer para sacar adelante el partido. Apenas se metió en complicaciones y con su mayor pegada abrió los huecos suficientes para terminar los tantos sin tomar demasiados riesgos. Por su parte, Egiguren solo pudo defender. En los primeros tantos, el guipuzcoano se apoyó en su buena volea para aguantar, pero la dureza del encuentro hizo mella en su defensa y acabó rendido ante la superioridad de su rival, que no le dio la más mínima opción para enseñar sus dotes.

Pese al resultado final, la apertura del partido estuvo marcada por la dureza. Etxeberria llevó el mando de los tantos, pero Egiguren se defendió como gato panza arriba. Los tantos superaron los veinte pelotazos, pero una falta de saque del azpeitiarra y un saque del navarro abrieron el primer hueco (4-1). El guipuzcoano trató de agarrarse con dos tantos consecutivos, el segundo con una dejada llena de calidad, pero Etxeberria cada vez se sintió más cómodo y se fue directo hasta el 10-5 tras un gancho medido. A partir de ahí, el encuentro fue colorado. Egiguren comenzó a fallar y el zenoztarra a mandar con más facilidad. Ya no hubo reacción y el navarro consiguió una victoria con doble premio.

noticias de noticiasdegipuzkoa