Liga ACB | GBC: pendientes de un milagro

baloncesto El GBC necesita ganar, al menos, tres de los cuatro partidos que le quedan para aspirar a una más que complicada salvación

04.05.2021 | 00:53
Los jugadores del GBC, al término del último partido. Foto: Javi Colmenero

Donostia – El Acunsa Gipuzkoa Basket tiene muy difícil su continuidad en la Liga ACB. Necesita ganar, al menos, tres partidos de los cuatro que le quedan por jugar y después mirar a lo que hagan los dos únicos rivales que le quedan en la lucha por la permanencia, Estudiantes y Bilbao Basket. Es decir, un milagro. Entre estos tres equipos se repartirán seguramente las dos plazas de descenso después de que el resto de contendientes que estaban en la pelea ganaran el pasado fin de semana.

La situación en la clasificación es la siguiente: el GBC cuenta con siete victorias, a falta de cuatro partidos; el Bilbao Basket, con otras siete, a falta de cinco encuentros; y el Estudiantes, con nueve, a falta de dos choques. Y con ambos la formación donostiarra tiene el average perdido.

Por lo tanto, si se toma como referencia al Estu, que es quien marca ahora mismo la permanencia, el equipo guipuzcoano necesitará ganar tres de sus cuatro partidos, empezando el domingo en Manresa, y que los madrileños no lo hagan en los dos suyos. En el caso de que venzan uno, el GBC ya necesitaría ganar sus cuatro duelos; y si se hicieran con el triunfo en los dos que le quedan, el descenso ya sería un hecho para los de Marcelo Nicola, pase lo que pase en sus encuentros. Y esto sin contar con el Bilbao Basket, que está en una situación parecida a la del cuadro donostiarra pero a falta de cinco partidos. Además de tener en cuenta lo explicado con el conjunto colegial, el Gipuzkoa Basket tendrá que lograr una victoria más que el bloque vizcaino.

Los duelos que tiene que afrontar el Estudiantes, además, no son complicados: el próximo domingo frente al Monbus Obradoiro, que está prácticamente salvado con once victorias a falta de cuatro jornadas por jugar, y posteriormente contra el San Pablo Burgos, ya clasificado para el play-off. Tal y como se ha explicado, si gana uno de esos dos choques, los de Nicola necesitarán cuatro victorias; si ganan los dos, ya no hay nada que hacer.

De modo que al Gipuzkoa Basket ya nada le salva de tener que ganar tres partidos este mes de mayo para lograr una más que difícil permanencia, pero será el rendimiento del Estudiantes el que defina si su complicadísima misión acaba necesitando de un milagro deportivo todavía mayor.

noticias de noticiasdegipuzkoa