Jimmy Butler se resiste a claudicar

nbaDanny Green, solo, erró el triple que pudo dar el anillo a Los Lakers y Miami alarga la final

11.10.2020 | 00:46
Jimmy Butler anota ante el intento de tapón de Howard. Foto: N.G.

donostia – Los Angeles Lakers, engalanados para la ocasión con su uniforme Mamba en honor a Kobe Bryant, tuvieron en su mano finiquitar la final de la NBA y conquistar el anillo de campeón diez años después de su último éxito, pero su último ataque, el que pudo darles la gloria, no acabó en canasta y los Miami Heat siguen vivos al imponerse en el quinto partido de la serie por 111-108, colocando así el 3-2. Con 109-108 en el luminoso a menos de medio minuto del final y tras varios intercambios de canastas entre las grandes estrellas de ambos conjuntos, LeBron James y Jimmy Butler, los californianos pusieron el balón en las manos de El Elegido, este penetró a canasta arrastrando con él a toda la defensa de los Heat y sacó el balón para un triple desde la cabecera absolutamente liberado de Danny Green, uno de los especialistas de la plantilla. Pese a lo ideal de la situación, su tiro no encontró red. Sin embargo, los Lakers tuvieron otra oportunidad, ya que el rebote ofensivo fue a parar a manos de Markieff Morris, pero su intento de conectar con Anthony Davis debajo del aro acabó con el balón saliendo por línea de fondo. Miami pudo respirar y puso el candado al partido desde la línea de tiros libres.

Los Lakers no sacaron a relucir su capacidad defensiva durante los tres primeros cuartos y Miami aprovechó para mandar en el luminoso. Los de Erik Spoelstra llegaron a lucir ventajas de hasta once puntos en varios tramos del segundo acto gracias a Jimmy Butler, Kendrick Nunn y su control del rebote ofensivo, pero los californianos se recuperaron cuando pudieron correr y percutir desde el exterior gracias a James, acertadísimo en el triple. Los Lakers llegaron a ponerse por delante en el tercer cuarto, Miami amenazó con otro demarraje con los triples de Duncan Robinson (siete de trece), pero el choque llegó igualadísimo a su resolución. La franquicia angelina lo tuvo en su mano, pero la final vivirá otro capítulo en la noche del domingo, otra batalla entre Butler, que ayer salió de la cancha con otro triple-doble (35 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias) y LeBron, que se fue a los 40 puntos y 13 rebotes.