De Jong soluciona el problema del gol

Grupo E El Sevilla, que desperdició numerosas ocasiones, se impone por la mínima al Rennes

29.10.2020 | 00:06

Sevilla1

Rennes0

SEVILLA Bono; Jesús Navas; Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Jordán (Gudelj, min.89), Oliver Torres (Rakitic, min.76), Ocampos, Munir (Vázquez, min.85) y De Jong (En-Nesyri, min.85).

STADE RENNES Gomis; Soppy (Dalbert, min.77), Da Silva, Rugani (Aguerd, min.17), Traoré; Bourigeaud (Siliki, min.49), Jonas Martin, Doku, Grenier (Del Castillo, min.77); Terrier y Guirassy.

Gol 1-0, min.55: De Jong

Árbitro Szymon Marciniak (POL). Amonestó a Oliver Torres (min.31) y Acuña (min.53) en el Sevilla; y a Siliki (min.58), Jonas Martin (min.62) y Da Silva (min.83) en el Stade Rennes.

Estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Sevilla – El Sevilla se llevó los tres puntos en su partido frente al Stade Rennes (1-0) gracias a un gol de Luke de Jong en la segunda mitad de la segunda jornada de la Liga de Campeones, un tanto que acabó con la sequía del conjunto andaluz, que llevaba 270 minutos sin ver portería.

El equipo de Julen Lopetegui consiguió un triunfo muy importante para esclarecer su futuro en la máxima competición europea. Los nervionenses no fallaron ante el Rennes, subcampeón francés el pasado curso, aunque tuvieron que esperar casi hasta la hora de partido para conseguir el único tanto del encuentro en botas de De Jong.

El Sevilla gozó de 22 llegadas, 16 ocasiones claras y dominó la posesión ante un rival que echó de menos a Camavinga, su mejor jugador en el centro del campo, y que terminó pagando caro su conservadurismo en la mayor parte del encuentro. La primera ocasión del Rennes llegó en el minuto 70 con una falta de Grenier.

Hasta entonces, el seis veces campeón de la Europa League dominó por completo todas las facetas del juego. Ocampos, que cuajó una gran primera parte, fue el primero en intentarlo con un disparo desde la frontal y Munir dio continuidad al peligro generado con una volea que se estampó en el larguero. El gol parecía que iba a ser cuestión de tiempo.

Diego Carlos se sumó al carrusel de oportunidades con un cabezazo magnífico que paró Gomis y Koundé también probó fortuna con un chut lejano que se marchó desviado por muy poco. El central sevillista lo volvió a intentar con un remate de cabeza que Bourigeaud sacó a escasos centímetros de la línea de gol.

Los de Lopetegui no cambiaron el guion en la segunda mitad y siguieron buscando el gol. Quizá la precipitación del último pase era el único debe para un Sevilla que acabó encontrando las redes en el minuto 55. Un gran centro de Acuña desde el costado izquierdo fue empalado por De Jong en el área de castigo. El gol fue inapelable.

El Sevilla buscó el segundo y no dejó de crear oportunidades, prueba de ello fue el larguerazo de Joan Jordán a diez minutos para el final. El marcador no cambió y los andaluces suman cuatro puntos de seis posibles para seguir en la segunda posición empatados con el Chelsea. El triunfo es un balón de oxígeno para el vigente campeón de la Liga Europa.