Kike García destaca que el Eibar “se juega la vida”

Primera el delantero ve al equipo preparado para el final de la liga

21.05.2020 | 01:26

EIBAR – Kike García declaró ayer que el Eibar "se juega la vida" en lo que queda de liga, aunque ve al vestuario azulgrana preparado para la lucha por la permanencia en las últimas once jornadas.

El delantero armero, en declaraciones difundidas por el propio club, desveló que el vestuario está "con la mente puesta en que hay que conseguir el objetivo, porque además quedan jornadas para ello".

"Ahora estamos cogiendo el ritmo y las ideas del entrenador y esperamos que nos salgan las cosas", deseó el futbolista azulgrana, satisfecho con la nueva fase de sesiones en grupo que permiten "estar más como es el fútbol realmente y competir".

Kike García es consciente de la importancia de una preparación física para afrontar el reinicio de la competición: "Sabemos que este parón ha sido especial, no es como cuando nos vamos en verano. Todos hemos puesto de nuestra parte, hemos hecho un gran esfuerzo y desde fuera los técnicos y la nutricionista nos cuentan que estamos bien. Esperemos llegar con garantías".

El futbolista conquense no tiene claro que a primeros de junio esté todo preparado para jugar, pero señaló que "se está entrenando duro para empezar cuando nos digan desde arriba para competir en las once finales que quedan".

Reconoció que durante el confinamiento no ha olvidado la situación del Eibar, a dos puntos del descenso, y lamentó que la reanudación se tenga que realizar sin afición en las gradas, algo que notará en Ipurua. "Vamos a echarles mucho de menos. La peña Eskozia la Brava que apoya hasta el final... aunque va a ser así para todos los equipos y tenemos que responder a ello", admitió Kike García.

"mUy querido por la afición" El delantero azulgrana reconoció que se siente "muy querido por la afición, como se vio cuando regresé de la lesión ante el Levante con el recibimiento que tuve. Todos me han mostrado su cariño y vivo mucho con ellos. El fútbol tiene que ser así, pero nos vamos a dejar la vida e intentar que le llegue todo nuestro esfuerzo y nuestra ilusión a casa. Ojalá que todo salga bien y volvamos a juntarnos otra vez en Ipurua cuanto antes".

Kike García se siente "con muchísimas ganas de poder ayudar al equipo y esperando con ilusión empezar y que todo salga bien".