'Caso Osasuna'

Exjugadores del Betis niegan tener conocimiento de amaños

Aseguraron que no recibieron ningún ofrecimiento para predeterminar algún partido

06.02.2020 | 06:27
El exfutbolista del Betis Juanfran Moreno saluda a la salida de los juzgados de Pamplona.

Pamplona - Varios exjugadores del Betis durante la temporada 2013-14 negaron ayer tener conocimiento de que se produjera ningún amaño de partido y aseguraron que no recibieron ningún ofrecimiento por parte de algún compañero de su equipo o miembro de Osasuna.

Ayer declararon como testigos Antonio Adán, Juanfran Moreno, Javi Chica, Salva Sevilla, Rubén Castro y Cedric Mabwat en el juicio contra seis exdirectivos de Osasuna, tres exjugadores del Betis y dos agentes inmobiliarios acusados de apropiación indebida, societarios, falsedad en documento mercantil, falsificación de cuentas y corrupción deportiva.

A pregunta de la fiscalía, todos ellos se mostraron conocedores de que el amaño de partidos es ilegal y aseveraron que nunca han recibido ningún tipo de ofrecimiento por parte de ningún empleado ni directivo de Osasuna, así como de ningún compañero del Betis para predeterminar algún partido.

Asimismo, la mayoría indicó que no escuchó a ningún compañero hablar de que se hubiese producido algún ofrecimiento o reunión para determinar algún encuentro, si bien Juanfran Moreno comentó que "a final de temporada hace años era normal escuchar rumores", aunque aclaró que él nunca lo ha visto ni "nadie" le ha ofrecido "directamente dinero".

En referencia al penúltimo encuentro de la temporada entre el Valladolid y el Betis, en el que los sevillanos acabaron ganando tras varias remontadas, Moreno explicó que "el Betis ya estaba descendido", por lo que jugaron "más tranquilos", mientras que el Valladolid "se jugaba mucho", lo que hace cometer "muchos errores" a causa de los nervios, un partido "normal" de final de temporada.

Por su parte, Adán, Sevilla y Chica sí comentaron que podría catalogarse como "loco" teniendo en cuenta la situación del equipo esa temporada, indicando también este último que "hacer tres goles fuera de casa y acabar perdiendo es difícil".

También se refirieron al gol que les dio la victoria, marcado por Moreno en el minuto 93 desde el centro del campo, un gol que, según apuntó su autor, fue el primero de su carrera en Primera División y que no cree que vuelva a repetir en el resto de su carrera.

Respecto al último partido de aquella temporada, el Osasuna-Betis, Chica y Moreno señalaron que estuvieron "cerca" de empatar, si bien este último dijo que "empezó muy mal", salían con una alineación diferente a la habitual y, al igual que el resto de la temporada, "ese partido fue un desastre".

Por su parte, Sevilla confesó que merecieron ganar y Mabwat dejó claro que salieron "a ganar, como siempre", indicando ambos, al igual que el resto de sus compañeros, que no observaron ningún comportamiento extraño en ningún jugador.

Chica y Sevilla hicieron referencia también al papel del portero de Osasuna, comentando el segundo que "hizo un partido muy bueno" y Chica que, aunque marcó el gol de su equipo, Andrés Fernández también le hizo otras tres paradas.

A pregunta de la defensa, todos comentaron que no estuvieron veraneando aquel verano en Jávea y la mayoría que no ha sido usuario del número de teléfono 611 que presuntamente fue utilizado para concretar amaños con Osasuna.

Diferente fue el testimonio de Castro, quien manifestó que no puede asegurar que fuese su número, puesto que ha tenido varios, y que indicó que esa temporada vivió en Montequinto (Sevilla), al igual que Mabwat y Xabi Torres, uno de los exbéticos acusados al que, por geolocalización, se le atribuye ese número, empleado presuntamente para concretar amaños.

Coincidieron en señalar que no recuerdan si Amaya o Torres se ausentaron de algún entrenamiento para viajar a Madrid el 9 de mayo del 2014, cuando supuestamente se habrían reunido con exdirectivos de Osasuna para acordar su victoria en el partido contra el Valladolid a cambio de 400.000 euros.

También hablaron varios sobre la lesión de Amaya, confirmando que estuvo mucho tiempo de baja e indicando Sevilla que cree que "le retiraron la ficha". Y admitieron que durante las bajas lo habitual es que los jugadores continúen en contacto con el vestuario y realicen la recuperación en el club.

Todos concretaron que nunca han tenido constancia de que ningún árbitro haya consignado en el acta de algún partido que se haya producido algún amaño, si bien Castro reconoció que nunca las ha leído y Sevilla, que fue capitán, matizó que los capitanes desde hace años ya no tienen que firmarlas.

En cuanto a las características de sus contratos, la mayoría expuso que no tenía una reducción de emolumentos en caso de descenso o que no lo recuerda, aunque sí era este el caso de Mabwat o Chica, señalando este ultimo que no tenía interés de descender pero más que por una cuestión económica, por "dignidad" y respeto al club y la afición.

También incidieron varios jugadores en que realizaron una pretemporada en San Pedro del Pinatar (Murcia), si bien no han sabido confirmar en qué año fue. - Efe