tour de francia 2020

El pelotón sigue adelante, pero sin Prudhomme

el director del tour estará aislado al menos siete días tras dar positivo por coronavirus mientras que la carrera continúa con todos los equipos

09.09.2020 | 00:47
Christian Prudhomme, director del Tour de Francia, durante una rueda de prensa. Foto: N.G.

donostia – La burbuja del Tour de Francia funciona. Así lo demostraron las PCR realizadas el lunes a todos los integrantes de la carrera francesa. En total, se llevaron a cabo 841 pruebas y, de ellas, tan solo cinco resultaron positivas. Ningún corredor estuvo entre los infectados y en los equipos tampoco se contabilizaron dos o más positivos, un hecho este que, atendiendo al protocolo sanitario establecido por la ronda gala, hubiese supuesto la expulsión de dicho conjunto.

Así las cosas, la décima etapa de la Grande Boucle pudo comenzar a tiempo y sin bajas entre el pelotón. Y es que los test determinaron que en los cuerpos técnicos de Cofidis, Ag2r La Mondiale, Ineos y Mitchelton había un contagiado, aunque el positivo más destacado fue el del director del Tour, Christian Prudhomme.

El jefe de la carrera se encuentra en buen estado de salud, asintomático y aislado. Sin embargo, mientras que los auxiliares de las cuatro escuadras tuvieron que abandonar inmediatamente la competición, Prudhomme estará al menos siete días en cuarentena –desde ayer hasta la décimo sexta etapa–; por lo que su ausencia será suplida por François Lemarchand, actual gerente deportivo de la organización.

En una nota de prensa, el Tour de Francia quiso destacar que su director no formaba parte de la "burbuja de carrera" y que por ello nunca estuvo en contacto con ningún corredor ni ningún miembro de los equipos; pero que se sometió a la PCR porque así lo determinaba el protocolo.

De igual forma, la Grande Boucle tampoco se libró de los falsos positivos, como el de un miembro del Deceuninck al que se realizó un test rápido complementario que descartó la infección; ni de casos sospechosos, como uno en el staff del Lotto y otro en el equipo del Bahrain, que retrasaron la aparición de ambas escuadras en la línea de salida.

Con todo, los equipos todavía no pueden respirar tranquilos, puesto que el del lunes fue el tercero de los cuatro test que tendrán que pasar en este Tour de Francia. El último tendrá lugar el próximo lunes, durante la segunda jornada de descanso, y en caso de que Ineos, Cofidis, Ag2R o Mitchelton protagonicen otro positivo deberán hacer las maletas para regresar a casa, tal y como lo estipulan las normas sanitarias del Gobierno francés. Así pues, las cuatro escuadras penden en la cuerda floja a pesar de tener corredores en el top10: Egan Bernal (Ineos) es segundo, Guillaumeme Martin (Cofidis) es tercero, Romain Bardet (Ag2R), cuarto; y Adam Yates (Mitchelton), octavo.

En el caso de que Ineos, Ag2R, Cofidis o Mitchelton registren otro positivo en el segundo descanso, tendrán que abandonar la ronda