Gorka Izagirre se hace con el Trittico Lombado

El ciclista de Ormaiztegi aventajó en 27 segundos a Alex Aranburu, que fue segundo

03.08.2020 | 16:56
Gorka Izagirre celebra la victoria en el Trittio de Lombardia.

DONOSTIA - Gorka Izagirre (Astana), con un potente ataque en la última vuelta, hizo suyo este lunes en solitario el Gande Trittico Lombardo (Gran Tríptico Lombardo), que por la pandemia este año ha reunido en un día la Agostini, la Bernocchi y la Tre Valli Varesino, con salida desde Legnano y llegada a Varese, tras 199,71 km.

El ciclista de Ormaiztegi cubrió el recorrido en un tiempo de 4:41.02, veintisiete segundos menos que un reducido grupo de ocho corredores que vio entrar en la segunda plaza a Alex Aramburu, completando el festival del Astana, que se anticipó, entre otros, al italiano Vincenzo Nibali (Trek Segrafredo)

La victoria de Izagirre, que le permite estrenar su palmarés en este atípico 2020, llegó tras un recorrido marcado por la fuerte lluvia caída, que en muchos momentos hizo imposible incluso la transmisión televisiva de la prueba, y después de una larga fuga de cinco corredores, que se mantuvieron escapados hasta prácticamente la mitad de la tercera de las cuatro vueltas que había que dar a un circuito situado en Varese.

Los cinco fugados, los italianos Raffaelle Radice (Sangemini Trevigiani) y Davide Baldaccini (Colpack), el kazajo Anton Kuzmin (Gazprom), el neerlandés Oscar Riesebeek (Alpecin Fenix) y el belga Quinten Hermans (CWG), llegaron a contar hata con una ventaja de seis minutos, pero ya al inicio de la tercera vuelta al circuito varesino su diferencia se quedó en dos minutos. El pelotón perseguidor, compuesto de una treintena de corredores, con los grandes favoritos, no tardó en anular la escapada, afrontando los últimos 30 kilómetros con todo por decidirse.

Un ataque de Vincenzo Nibali, a unos 25 km de meta, que evidenció estar recuperado de los problemas físicos sufridos hace días y que pusieron en duda su participación en esta prueba, desató ya los truenos. Y fue Izagirre, con un fuerte tirón en el descenso de Montello, quien logró irse en solitario sin que sus compañeros de viaje pudieran reaccionar.

Izagirre adquirió pronto una ventaja suficiente sobre un grupo de ocho corredores, con Nibali al frente, lo que le permitió incluso entrar dándose un paseo, colocándose el maillot y con los brazos abiertos. Detrás, a 27 segundos, se desató la lucha por la segunda plaza, donde la potencia de Aramburu se impuso, completando el doblete del Astana. La tercera plaza fue para el campeón olímpico, el belga Greg Van Avermat (CCC), siendo quinto Nibali.