Ismael Echarri
mánager del jira-bira grupo eulen

"¿Así quién va a dar el salto? Acabará la temporada amateur y será como si este año no hubiera existido"

19.05.2020 | 00:29
"¿Así quién va a dar el salto? Acabará la temporada amateur y será como si este año no hubiera existido"

Ismael Echarri es el alma máter del Jira-bira, club zarauztarra a cuya plantilla sub-23 da nombre Grupo Eulen. Explica la situación actual en el pelotón aficionado

donostia Fase 1 de la desescalada. ¿Pueden entrenarse los ciclistas con licencia amateur?

–Sí, pero hasta el domingo solo se les permitía hacerlo dentro de sus municipios de residencia y de las localidades colindantes. Y ahora deben respetar aún las franjas horarias establecidas para la población en general. No disfrutan de la libertad que sí tienen los profesionales.

¿Ha intentado la Federación Española que este permiso de los profesionales se haga extensible a los corredores aficionados?

–No lo sé. Si lo ha intentado, no se ha notado mucho.

¿En qué situaciones se están viendo inmersos sus ciclistas?

–Hablamos de chavales que estudian, ahora principalmente con clases online, y que deben compaginar su actividad académica con el ciclismo. Esto resulta especialmente difícil cuando debes adecuarte a esas franjas horarias que han ordenado. Quienes viven en municipios de menos de 5.000 habitantes, ahora también de menos de 10.000, lo tienen más sencillo. Pero contamos igualmente con corredores de Eibar o de Zarautz, que están viviendo mayores complicaciones. Respecto a lo de entrenar únicamente en el término municipal propio y en los limítrofes, cada cual se arregló con la zona que le tocaba.

¿Considera injusta la situación? Muchos no son conscientes de la vida que lleva un ciclista aficionado.

–Mira, nosotros tenemos un acuerdo con el Nippo Delko One Provence, un equipo francés. Varios corredores del Grupo Eulen estuvieron concentrados con ellos en invierno. Y volvieron diciendo que ellos se cuidan tanto o más que los propios profesionales. Así que hazte una idea... Estos chicos llevan una vida espartana, incluso actualmente, cuando no sabemos a ciencia cierta si se va a poder reanudar la temporada. Vienen todos con una mentalidad asumida de serie: hay que cuidarse, hay que estudiar y hay que entrenar. Pero es que ahora...

El confinamiento lo dificulta todo.

–Claro. Viven encajonados. Añaden a sus obligaciones habituales el hecho de estar metidos en casa, con el frigorífico al lado, y teniendo que salir a entrenar únicamente cuando les está permitido. En el equipo somos muy conscientes de la situación que se vive a nivel global. Superar esta pandemia resulta ahora, sin ningún lugar a duda, lo más importante. Así que no está la cosa como para quejarse. Pero nuestro deporte exige prácticamente lo mismo a un profesional y a un corredor amateur. Y este se encuentra muy limitado. Hay días en que necesita ejercitarse durante cinco horas, pero así no puede hacerlo.

Subir del pelotón aficionado al profesional en 2021 resultará sumamente complicado.

–Nosotros, en el Grupo Eulen, tenemos trece ciclistas y te anuncio aquí que, de cara al curso que viene, vamos a renovar a doce. Solo dejará el equipo el único sub-23 de último año que hay en la plantilla. Así lo hemos decidido por pura honestidad. Se compita de nuevo o no, los ciclistas apenas habrán podido demostrar nada esta campaña.

Usted cree que en muchos equipos profesionales pasará lo mismo...

–Eso es. Ahí quería yo llegar también. Y si tú eres un equipo profesional que no da bajas... ¿Cómo vas a fichar a gente nueva? ¿Cómo vas a promocionar a un amateur? El salto va a estar complicado. Y apunta a quedar un panorama según el cual el 2020 no habrá existido. Será como si la temporada resultara nula. Menos mal que nosotros solo tenemos a un chaval de cuarto año. ¿Qué van a hacer al terminar la campaña esos ciclistas de la generación de 1998? ¿Seguir como Élites? ¿Dejar la bici? Y luego ya sabes lo que suele pasar: cuando el de arriba estornuda, el de abajo, pulmonía. Porque a mí también me preguntan: "¿Y el año que viene a cuántos juveniles vas a subir?". Pues solo tendremos una plaza en la plantilla. Desde aquí animo a los ciclistas que quieran competir en categoría sub-23 en 2021 y no tengan equipo a que corran como independientes.

¿Habrá carreras este año?

–Yo soy optimista. Hay tiempo aún. Pero debemos tener en cuenta que el ciclismo depende también de los organizadores y de los recursos de estos. Claro, igual la empresa del pueblo que te daba un dinerito para montar la carrera se lo piensa mejor este año, porque está en ERTE.

¿Cuál es la situación en su equipo respecto a los patrocinios?

–Grupo Eulen puso el dinero encima de la mesa al empezar la temporada y se acabó la historia. Su comportamiento está siendo ejemplar. Y con los demás espónsors también hemos tenido una suerte bárbara.

el parón más inoportuno

buen arranque de temporada

Victoria en Ereño. Ismael Echarri relativiza sus lamentos durante toda la conversación. "Lo importante ahora es dejar atrás esta pandemia", repite. Pero no puede evitar expresar su pena respecto a la interrupción de una temporada esperanzadora para el Grupo Eulen. "Habíamos formado un equipo muy majo. David Etxebarria (el director deportivo) estaba contentísimo". El coronavirus interrumpió una campaña de brillante comienzo para la escuadra zarauztarra. Se inauguró el calendario vasco el 29 de febrero en Zumaia, y un día después, en Ereño, el alavés Joseba López estrenaba ya el casillero de victorias.

"¿Qué van a hacer al terminar la temporada los sub-23 de último año? ¿Seguir como Élites? ¿Colgar la bici? Es complicado"

"Nosotros, por simple honestidad, no vamos a dar ninguna baja; es posible que suceda lo mismo en muchos equipos profesionales"