Jordi Llopart, subcampeón olímpico en 1980, en coma irreversible

El atleta logró la primera medalla para el atletismo español en unos Juegos Olímpicos

10.11.2020 | 22:41
Jordi Llopart, en coma irreversible.

Jordi Llopart, plata en Moscú 1980 en los 50 kilómetros marcha, la primera medalla del atletismo español en unos Juegos Olímpicos, y campeón de Europa de la distancia en Praga 1978, está "en coma profundo" y "pendiente del servicio de trasplantes".

Así lo ha informado su familia en un comunicado remitido a EFE firmado por Moisés, hermano de Jordi Llopart.
Tras anunciarse el fallecimiento del exatleta, de 68 años, la familia de éste explica que la familia se siente "profundamente" apenada "por los acontecimientos" que está sufriendo y comunica que "Jordi Llopart, aunque en coma profundo, está vivo, ingresado en el hospital, pendiente del servicio de trasplantes".

La propia federación española comunicó la muerte del extleta: "Hace 40 años, lloramos de alegría. Por primera vez, gracias a ti, subimos a un podio olímpico. Hoy lloramos de tristeza. DEP, Jordi Llopart".

El portal especializado soycorredor.es explica que "la situación actual de Llopart es de coma irreversible y que será intervenido para extraer sus órganos". "Hemos recibido una comunicación por parte de la familia y Llopart se encuentra a día de hoy en un coma irreversible. Será intervenido para extraer sus órganos y fallecerá mañana", agrega la web.

Jordi Llopart, pionero de la marcha española junto con Josep Marín, nació el 5 de mayo de 1952 en El Prat de Llobregat (Barcelona). Compitió en tres ediciones de los Juegos Olímpicos: Moscú'80, Los Ángeles'84 y Seúl'88.

En la cita de Moscú 1980 logró la plata en los 50 kms marcha. Era la primera vez que un atleta español subía al podio en una cita olímpica. En Los Ángeles'84 fue séptimo, y en Seúl'88, decimotercero.

También participó en tres Mundiales, siempre en los 50 kms. marcha. Fue en los de Helsinki'83, Roma'87 y Tokio'91, e intervino en cuatro Campeonatos de Europa, entre 1978 y 1990, y logró el oro el 2 de septiembre de 1978 en Praga -primera medalla de oro de un atleta español-, el sexto lugar en Atenas'82 y el noveno en los de Stuttgart'86. Además, disputó trece Copas del Mundo (1973-91).

Se retiró de la competición después de la cuarta posición en el Campeonato de España de marcha, en marzo de 1992 en Badalona, con lo que se quedó fuera del equipo olímpico para Barcelona'92.

Comenzó entonces su etapa como entrenador, en la que tuvo como pupilos a Daniel Plaza -campeón olímpico en Barcelona'92-, Basilio Labrador, Jesús Angel García Bragado -campeón del mundo 1993 y subcampeón en 1997 y 2001-, Teresa Linares, la polaca nacionalizada española Beata Betlej y varios marchadores japoneses.