Diálogos sonoros que pasan a la pantalla

El cortometraje 'Ignora', único trabajo vasco en el festival Dock of the Bay de esta edición, aborda la experimentación artística de Ainara LeGardon e Ignacio Córdoba con la cámara de Hannot Mintegia

03.05.2022 | 20:23
Ignacio Córdoba y Ainara LeGardon, en un fotograma de 'Ignora'.
Ainara LeGardon ha llevado a un paso más la experimentación sonora y ha indagado "en los conceptos de influencia, repercusión e interconexión de distintos procesos simultáneos" con el cortometraje Ignora. Lo ha hecho junto al creador sonoro Ignacio Córdoba, el otro protagonista del filme, y el director Hannot Mintegia, autor del trabajo, creando así un diálogo entre los tres artistas y "la propia música e imagen". La cinta se podrá ver este viernes dentro del festival Dock of the Bay, al formar parte de la Sección Oficial de Cortometrajes.
 
Hace dos años, la bilbaina afincada en Irun Ainara LeGardon presentó Res-cue. The Archive in the Mouth, un libro-disco en edición limitada donde plasmaba su "proceso de creación, retorcimiento y destrucción". Esa experimentación hacia "nuevas herramientas creativas" la lleva ahora al audiovisual, creando un nuevo diálogo entre disciplinas evolucionando "en un lenguaje conjunto". No obstante, el origen de este último trabajo es anterior a ese álbum y data de 2018, cuando LeGardon y Córdoba realizaron una investigación artística en Copenhague. " Vimos que había muchos aspectos en los que a ambos nos interesaba seguir investigando para poder generar nuevas herramientas creativas y evolucionar en un lenguaje conjunto", explica la artista.
 
Esta investigación continúo con una residencia artística en Tabakalera en 2019 en las que participó Hannot Mintegia, quien grabó algunas de las intervenciones sonoras de los dos artistas. "Fue después cuando surgió la idea del cortometraje. El último trabajo de Ainara LeGardon no es un disco al uso más, sino una especie de proyecto en varios formatos. Mi objetivo era entender su filosofía en la creación con la cámara", cuenta este artista multidisciplinar que ha ejercido como director, guionista, montador y músico en diferentes iniciativas.
 
Las imágenes capturadas en aquel entonces conforman el grueso del documental, al que se le han añadido textos y declaraciones de los dos artistas sonoros. "Son contestaciones a una entrevista en forma de juego que nos hizo Hannot a cada uno de nosotros por separado, pero en la que queda claro que dialogamos los tres entre nosotros y con la propia música e imagen", explica LeGardon. " Ha sido muy bonito poder trabajar con músicos con total libertad. El resultado es una pieza en diálogo con ellos, no una entrevista personal al uso. Siempre hemos estado abiertos a lo que pudiera pasar", añade Hannot.
 
El resultado final es un cortometraje de 17 minutos rodado entre Irun, Donostia y Copenhague, algo que ha sido fundamental tanto para la creación sonora como para la visual. " El lugar influye mucho en mi trabajo", apunta la vizcaína, asegurando que el entorno natural en el que ahora vive le da la oportunidad de trabajar "a un ritmo concreto, prestando más atención, escuchando y observando aspectos" que la rodean y que antes pasaba inadvertidos.
Para Hannot, por su parte, aunque no pudo viajar a la ciudad danesa dada las circunstancias sanitarias, los tres lugares han dotado de una mayor riqueza al cortometraje. Para ello, ha sido de vital importancia la edición. "Soy, sobre todo, montador. Me encanta la edición y en este cortometraje ha habido mucha, aunque también hay planos largos cuando la ocasión lo requería", cuenta el director de la pieza, que tuvo vía libre para experimentar con la edición: "Las canciones ya estaban hechas, así que podía darle forma a la imagen o incluso mezclarla. Ha sido genial. Hemos conectado muy bien".
 

Vida propia


Para el director del cortometraje, aunque cada uno de los dos protagonistas del filme "tiene sus singularidades", los dos se complementan perfectamente. "Sino sería imposible coger una misma forma. Creo que es algo que lo hacen de manera inconsciente, algo que incluso escapa de su control", apunta Hannot.
 
Por ello mismo, Ignora, a pesar de ser un complemento de las obras de LeGardon y Córdoba, es un ente propio que tendrá su propio recorrido. La primera parada será el Dock of the Bay, donde es la única representación vasca gracias a su participación en la Sección Oficial de cortometrajes. El trabajo tendrá su estreno mundial este viernes en los cines Príncipe a las 19.00 horas dentro de la sesión dedicada a los proyectos audiovisuales de pequeño formato.
 
noticias de noticiasdegipuzkoa