Velódromo de Donostia: la penúltima de La Polla Records

La mítica formación alavesa se despide este miércoles en el Velódromo de Donostia de los escenarios vascos con prácticamente todas las entradas vendidas y en el centro de la polémica

28.12.2021 | 13:20
La Polla Records en el concierto del pasado día 17 en Gasteiz.

Aunque con ellos nunca se sabe, si cumplen lo prometido, La Polla Records dará mañana en el Velódromo de Donostia su último concierto en Euskadi. La mítica formación punk liderada por Evaristo Páramos se despedirá de los escenarios el jueves en Madrid con su gira Ni descanso, ni paz que tantos reveses ha dado por culpa del coronavirus. Lejos queda ese 13 de marzo de 2019 en el que el grupo oficializaba su vuelta tras 16 años de inactividad con cuatro conciertos especiales que rápidamente dieron lugar a más. Las legiones de fans guipuzcoanas no podían quedarse sin una última cita en el territorio y Donostia entraba en los nuevos planes. El avance de la pandemia ha hecho que la cita en la capital donostiarra se convierta en la última de los alaveses en Euskadi y será, además, en un escenario tan emblemático para la música como el Velódromo de Anoeta, que, a buen seguro, rugirá prácticamente lleno al grito de No somos nada.

Evaristo, Abel, Tripi, Alberto y Kako se subirán por última vez a partir de las 22.00 horas de mañana, más de 40 años después de que la formación original de La Polla Records lo hiciera por primera vez, a un escenario vasco. Y, lo harán, como han demostrado en una gira que se ha alargado más de la cuenta, dejando claro que las letras y la música de los de Agurain siguen estando más que vigentes que nunca hoy en día.

Aunque la pandemia ha trastocado en demasía los planes de la formación, lo cierto es que Donostia parece haber salido beneficiada de ella. Tras agotar en pocas horas los cuatro conciertos de despedida inicialmente anunciados –Valencia, Barakaldo, Madrid y Barcelona–, la banda lanzó una nueva sarta de actuaciones finales, entre las que estaba la capital guipuzcoana. La cita debía ser el 26 de septiembre de 2020 en el Hipódromo, como una de las fechas más de la gira de Ni descanso, ni paz, pero la llegada del coronavirus lo cambió todo. La actuación será finalmente en un espacio más grande, lleno de historia musical, como es el Velódromo de Anoeta y como broche final a más de cuatro décadas de punk en Euskadi. La despedida final llegará el jueves en el WiZink Center de Madrid.


En el centro de la diana

A la fiesta del agur no faltarán viejos compañeros de viaje como Lendakaris muertos, que abrirá el concierto a las 19.00 horas, y El Drogas, otra leyenda viva de la historia musical de Euskal Herria, que tocará a partir de las 20.20 horas. Los que no estarán serán los anunciados para el concierto inicial del Hipódromo Liher y Su ta gar, que mostraron su malestar a través de las redes sociales por no haber sabido nada de su ausencia hasta verlo publicado en la prensa.

No es la única polémica reciente que ha acompañado a una banda ya polémica de per se. Para el primero de sus dos conciertos en el Buesa Arena de Gasteiz celebrado el pasado día 17, la banda subió al escenario a dos representantes del colectivo Bizitza, una plataforma antivacunas y en contra de las mascarillas y el pasaporte covid que leyó un comunicado entre abucheos pero también aplausos del público. El propio Evaristo alzó una bandera con el logo de la OMS tachado achuchando a los espectadores, gran parte de ellos sin la mascarilla, tal y como dio a conocer la Diputación alavesa, que se sintió "avergonzada" por la actitud de sus paisanos.

A falta de saber si se verá una situación parecida a esta en Donostia –para poder acceder al recinto será obligatorio mostrar el pasaporte covid–, el concierto seguro que sí será un repaso a toda la trayectoria que marcó a más de una generación. Por ello, no faltarán ninguno de los emblemáticos temas, desde Salve hasta Ellos dicen mierda, pasando por El suicida, Come mierda, El congreso de los ratones o Ni descanso, ni paz!, su último tema creado para el disco de despedida.


Y, a partir de 2022, ¿qué? Evaristo Páramos y Abel Murua se embarcarán en la gira de presentación del primer disco de Tropa do Carallo, su nuevo proyecto, mientras que los fans de La Polla Records podrán revivir los últimos conciertos de la formación en pantalla grande con el documental No somos nada, que llegará a los cines el 28 de enero tras su paso por la última edición del Zinemaldia. Aunque no haya más La Polla Records en directo, su legado punk seguirá más y más vigente.

noticias de noticiasdegipuzkoa