Victoria judicial de Pirritx eta Porrotx sobre Navarra Suma

El TAN entiende que el Ayuntamiento de Pamplona no justificó su suspensión y que hubo “indefensión”

21.02.2021 | 00:41
Actuación de Pirritx, Porrotx eta Marimotots. Foto: Iker Azurmendi

DONOSTIA – El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha declarado nula la suspensión que decidió Navarra Suma del contrato con los payasos Pirritx, Porrotx eta Marimotots para que actuaran en Baluarte el 29 de noviembre de 2019.

La resolución estima parcialmente el recurso de alzada interpuesto contra la resolución de la concejalía delegada de Cultura e Igualdad, de 27 de noviembre de 2019, por la que se desiste del contrato celebrado con objeto de representación de la obra Bizi dantza.

Esta estimación parcial implica la revocación de la resolución impugnada por causa de nulidad y se desestima la petición de que se haga cumplir el contrato, reconociendo al recurrente el derecho a percibir una indemnización por lucro cesante equivalente al 6% del precio de adjudicación del contrato.

En la resolución se apunta, entre otras cuestiones, que se ha procedido a la resolución contractual por "desistimiento del Ayuntamiento de plano, sin audiencia previa a la contratista, lo que puede haber originado indefensión".

En cuanto a los aspectos de fondo, el TAN recuerda que el Consejo de Estado ha señalado reiteradamente que la potestad de resolver el contrato por voluntad de la Administración exige la concurrencia adecuadamente motivada de un interés público que la legitime.

Y, en este caso, el TAN considera que "no se ha justificado debidamente la existencia de causa de interés público en el desistimiento". La inexistencia de contratos anteriores con la compañía recurrente y la ausencia de incardinación de la sociedad contratista en la programación municipal infantil "no justifica desistimiento alguno", señala.

Respecto a que "la discrecionalidad de juicio en la elección de esta compañía teatral no puede ser asumida por el equipo de Gobierno en la actualidad" de Navarra Suma (el contrato se realizó con el anterior equipo de EH Bildu), el TAN rechaza esa circunstancia como causa hábil para rescindir unilateralmente el contrato. En ese sentido argumenta que no ha quedado acreditado que la obra fuera en representación o al servicio de grupos o colectivos de un determinado signo político o ideológico como mencionaba el Ayuntamiento. Contra la resolución del TAN, cabe interponer recurso.