dFeria presenta una edición "minimalista" y de marcado carácter local con 28 espectáculos, 41 funciones y cinco estrenos mundiales

La feria de artes escénicas de Donostia sentará las bases de lo que está por venir con un estricto protocolo anticovid | Se presentarán propuestas como 'Una noche sin luna' de Juan Diego Botto o 'Hnuy Illa', de Kukai Dantza y Tanttaka Teatroa

03.02.2021 | 14:58
Presentación de dFeria

La feria de artes escénicas de Donostia, dFeria, fue el último encuentro de este tipo en celebrarse en el Estado antes de la declaración del primer estado de alarma, en marzo de 2020. En mes y medio arrancará su 27ª edición y lo hará siendo también el primer acontecimiento de este estilo que se celebre en el Estado, en los tiempos en los que el coronavirus marca la agenda diaria. En el periodo de la historia en que se portan mascarillas que, inevitablemente dificultan la respiración, las artes escénicas son un balón de oxígeno. Así lo ha asegurado este miércoles por la mañana el concejal de Cultura de Donostia, Jon Insausti, en la presentación de la programación que se desarrollará entre el 15 y el 18 de marzo en los principales escenarios de la capital: "dFeria viene a ofrecer oxígeno y nueva energía".

28 compañías que ofrecerán otros tantos espectáculos en 41 funciones; una edición "minimalista" al tiempo que "innovadora en su aspecto formal" y que "buscará nuevos lenguajes". Este es el menú de un encuentro que se desarrollará bajo el lema Futuro para compensar con algunas certezas artísticas una realidad llena de incertidumbres. "El sector necesita un impulso", ha enfatizado Insausti, para añadir que, como institución pública que es Donostia Kultura, sienten la necesidad de "construir el futuro" y ser un agente tractor para en sector. La programación se caracteriza por ser eminentemente local, aunque también contará con presencia internacional de compañías procedentes de Argentina, Francia, Portugal o Senegal. A este respecto, la directora de Promoción Cultural del Gobierno Vasco, Aitziber Atorrasagasti, ha alabado el carácter de mercado "bastante competitivo" de la feria donostiarra, al tiempo que ha recordado que tiene como objetivo ayudar al tejido vasco: "Viene a dar esa oportunidad a nuestro sector como mercado".

De los 28 espectáculos que se ofrecerán, 18 serán estrenos -cinco de ellos serán premieres mundiales-, "una programación potente en calidad y contenido", ha asegurado el director de dFeria, Norka Chiapuso, que también ha destacado la apuesta institucional en firme a favor de las artes en vivo. Asimismo, 14 obras tendrán base dancística; 11, dramatúrgica; y el resto serán multidisciplinares. Asimismo, ha subrayado la "importancia" de la edición de este año en la que, por supuesto, como viene haciendo Donostia Kultura desde la desescalada, se cumplirán escrupulosamente los protocolos relacionados con el covid. Entre las novedades de este año, el responsable ha citado la recuperación de Lugaritz y del Museo San Telmo como escenarios para los espectáculos. Por otro lado, el apartado de industria se reducirá y solo se organizará el Foro de Negocio. "Nos parece fundamental", ha resaltado el también director de la Unidad de Danza y Teatro de Donostia.

Tres ventanas


dFeria no ha querido hacer "muchas renuncias" en el apartado artístico. El programa que se ha organizado en torno a tres ventanas: una "histórica" relacionada con la danza -el 50% de toda la programación está conformada por espectáculos de danza, la mitad de ellos, con sello vasco-, otra que pone el foco sobre los creadores navarros y otra sobre el Territorio Violeta, una organización en defensa de los derechos LGTBI+ que todos los años concede un premio a una obra que fomenta la igualdad.

Como viene siendo habitual en las últimas ediciones, el fin de semana previo al inicio de la edición se celebrará una preferia, que este año arrancará con la obra Una noche sin luna, en la que Juan Diego Botto se sumerge en el universo de Federico García Lorca, y que se representará el 12 de marzo en el Victoria Eugenia. Asimismo, dos días después en este mismo espacio y como aperitivo a la programación que se iniciará el lunes 15 de marzo, la versión en euskera del clásico Madre Coraje y sus hijos, de Bertolt Brecht, producida en esta ocasión por el Teatro Arriaga y con una traducción al euskera a cargo de Kepa Errasti.

Ya metidos en materia, entre las propuestas de la feria, destaca el espectáculo de Kukai Dantza y Ttanttaka Teatro titulado Hnuy illa que se sumerge en el universo de Joseba Sarrionandia, concretamente en el libro de poemas Hnuy illa nyha majah yahoo. "A ver hasta dónde llega Kukai, porque están que se salen", ha asegurado Chiapuso, quien también ha subrayado que pasará por Donostia Iratxe Ansa, Premio Nacional de Danza 2020, para presentar Al Desnudo, un espectáculo desarrollado por Metamorphosis Dance.

Asimismo, en danza también destaca Out, la última obra de la coreógrafa tolosarra Amaia Elizaran, una habitual en la programación de este encuentro durante los últimos años; Emakumeak, de Node; y Gorpuztu Laburra, de Eva Guerrero. Estas tres piezas se exhibirán en el Club del Victoria Eugenia dentro de una actividad denominada Eszena Dantz.

En cuanto a las obras de teatro, Chiapuso puso el énfasis en el espectáculo Dreaming Juliet, de la compañía Elefante Elegante, un trabajo que rompe moldes al teorizar sobre cómo hubiese evolucionado la historia de amor de Romeo y Julieta si no hubiesen fallecido al final de la obra de Shakespeare.

Por su parte, Atalaya, compañía que lleva un cuarto de siglo adaptando textos clásicos, llegará a Donostia con una versión de un texto de Eurípides, Elektra.