komunikazioa

ETB-2 estrena la serie documental ‘El Estado contra Pablo Ibar’

El crimen, el juicio, la apelación, los testigos, el veredicto y la sentencia definitiva, en seis capítulos

10.01.2021 | 00:45
Imágenes de la ficha policial hechas en el año 1994.

donostia – ETB-2 estrena esta noche la serie documental El Estado contra Pablo Ibar. La miniserie dirigida por Olmo Figueredo y producida por La Claqueta PC, La Cruda Realidad e Irusoin consta de seis capítulos en los que se desgrana el caso de Pablo Ibar desde diversos ángulos y perspectivas, como son el crimen, el juicio, la apelación, los testigos, el veredicto y la sentencia definitiva. Este domingo a partir de las 22.15 horas se podrán ver las dos primeras entregas.

El primer capítulo repasará las circunstancias del crimen. 1994. Miramar, Miami. Por primera vez, un asesinato es grabado de principio a fin por una cámara colocada por la propia víctima. Dos chicas y un hombre son ejecutados a sangre fría. Todo apunta a que uno de los asesinos es un joven de 22 años y ascendencia vascaa llamado Pablo Ibar. Por ello, es condenado a la pena de muerte en el año 2000. La apelación será el tema de la segunda entrega. Pablo Ibar, sobrino del famoso boxeador Urtain, busca ayuda para probar su inocencia. Consigue apoyo desde España de organizaciones en contra de la pena de muerte y así contrata un abogado que apelará y conseguirá anular el juicio, que se repetirá en 2018.

segundo juicio En el tercer episodio hablarán sobre el segundo juicio. Pablo puede contratar a un equipo de importantes abogados y por primera vez es optimista sobre el resultado. Interrogan a los primeros expertos y muestran las primeras pruebas. El juicio comienza de manera favorable para Ibar, que ya se ve como un hombre libre. Pero queda mucho por delante. Los testimonios de los testigos serán abordados en el capítulo 4. Es el turno de la Fiscalía. Atacan con testigos que ponen a la defensa contra las cuerdas, pero también juegan sucio. Pablo Ibar llega a decir "¿Soy hombre muerto?". 24 años después de los asesinatos, el juicio termina y el jurado se marcha a deliberar.

En la siguiente entrega centrarán su atención en el veredicto. El dictamen de los miembros del jurado es implacable: "Culpable". Pero cuando todo parece perdido, se da una circunstancia esperanzadora. Un integrante del jurado se arrepiente del veredicto y quiere cambiarlo. En el último capítulo se conocerá la sentencia definitiva. El miembro del jurado arrepentido es expulsado y el proceso continúa con la fase penal. Pablo se enfrenta de nuevo a la pena de muerte. Pero esta vez el jurado viene con un castigo diferente: vida. Es condenado a cadena perpetua.

'caso Ibar' En el mes de julio de 1994 Pablo Ibar es detenido y acusado de un triple homicidio en Miami: el crimen de Miramar, que conmocionó a la comunidad por su atrocidad y sangre fría, y que tuvo la peculiaridad de ser grabado en vídeo por una cámara de seguridad que los asesinos desconocían. En el vídeo, uno de los criminales se quita la camiseta que cubre su rostro y se le ve caminar frente a la cámara. La Policía identifica a Pablo Ibar, pero él afirma que es inocente. En el año 2000, con la asistencia letrada de un abogado de oficio, es condenado a la pena capital junto a Seth Peñalver, acusado de ser el otro asesino del vídeo. Ambos entran en el corredor de la muerte y ambos siguen proclamando su inocencia. La familia de Pablo, a la cabeza de la cual están su mujer Tanya y su padre, Cándido Ibar, hermano del famoso boxeador Urtain, comienza en España una campaña para recaudar fondos y pagar el costosísimo proceso de revisión del caso. Contratan a los abogados más caros y apelan al tribunal. En 2013, Seth Peñalver es exonerado del crimen y sale en libertad. El juez, sin embargo, deniega el recurso de Pablo y lo mantiene en prisión. Pablo sigue proclamando su inocencia. En abril 2015, un nuevo letrado, Benjamin Waxman, presenta una apelación ante el Tribunal Supremo de Florida. Dice tener evidencias que demuestran que el asesino del vídeo no es Ibar y que se va a ejecutar a un inocente. Es la última esperanza de la familia para salvar su vida.