La amistad, a examen entre risas y trapos sucios

06.11.2020 | 02:30
Las seis protagonistas de 'Eraluntza/El Enjambre'.

llega a las salas comerciales la adaptación cinematográfica de la obra teatral 'erlauntza/el enjambre'

'Erlauntza/el Enjambre'

Dirección: Mireia Gabilondo. Guion: (Obra: Kepa Errasti). Reparto: Leire Ruiz, Getari Etxegarai, Aitziber Garmendia, Itziar Atienza, Naiara Arnedo, Sara Cózar. Género: Comedia. País y duración: España (2020), 92 min.

del teatro a la gran pantalla. Y por partida doble: con una versión en euskera y otra en castellano. Así ha sido el viaje de Erlauntza/El Enjambre, la obra teatral cuya adaptación cinematográfica aterriza hoy en las salas de cine. A los mandos de la dirección se encuentra Mireia Gabilondo, quien ya dirigió la versión teatral de la obra firmada por Kepa Errasti. Repite también el elenco, con las actrices Leire Ruiz, Getari Etxegarai, Aitziber Garmendia, Itziar Atienza, Naiara Arnedo, y Sara Cózar como protagonistas de esta comedia cuyo eje es la amistad y el peso del paso del tiempo.

La película, producida por las productoras Acrónica y Tentazioa, es fruto de un rodaje que se llevó a cabo en tan solo catorce días y con una única localización: una casa rural. Ahí es donde se reúne un grupo de amigas para celebrar la despedida de soltera de una de ellas. Un encuentro a priori festivo que, a la larga, terminará poniendo a prueba la relación entre las seis amigas cuando secretos guardados y trapos sucios comienzan a destaparse entre ellas.

"Quería contar la relación de estas seis mujeres con la cercanía que brinda el cine", explica Mireia Gabilondo sobre ese paso del teatro, donde la obra tuvo exitoso recorrido, a las salas de cine. Porque como si de un thriller psicológico se tratase, las protagonistas quedarán encerradas en la casa, generándose una asfixia que dará pie a conversaciones de todo tipo: "Los personajes están al límite, al borde del abismo, y me gustaría que la gente se identificara con ellos", explica la realizadora sobre un filme que define como "una comedia ácida y amarga, agridulce y sincera" en la que se aborda "la miseria humana, la soledad del individuo" y que refleja "diferentes momentos donde los humanos nos convertimos en bestias".

En cuanto a referencias cinéfilas en este proceso de llevar la obra de teatro a la gran pantalla, destaca el haber tenido presente la película La soga, de Hitchcock, con el fin de "disfrutar de la interpretación de las actrices mediante planos secuencia, para así sentir que aquello que estamos viendo está sucediendo en tiempo real".