Tabakalera y Artium muestran su colaboración

El museo gasteiztarra expone las piezas de los artistas que participaron en la iniciativa JAI

10.10.2020 | 00:16

Vitoria – La primera parte del proceso, la más larga en el tiempo y con la agenda más llena en lo que al trabajo se refiere, se llevó a cabo este verano en Tabakalera. Desde Donostia a Gasteiz, ahora arranca la segunda y definitiva fase, con la exposición en Artium de las piezas resultantes de la labor realizada por cada uno de los artistas participantes, aunque el objetivo de la iniciativa JAI (Jardun Artistikoen Institutua-Instituto de Prácticas Artísticas) no pasa tanto por formalizar una muestra al uso sino por generar un aprendizaje colectivo entre las personas implicadas en el proceso.

En lo que concierne al público que visite el museo de arte contemporáneo de la capital alavesa hasta el próximo 20 de diciembre, JAI. Una voluntad de ceder reúne un amplio abanico, tanto en los fondos como en las formas, de creaciones realizadas por Akane Saraiva, Antonio Menchen, Cecile Brousse, Charlotte Nordgren Sewell, Diego Diez, Izaro Ieregi, Ibon Landa, Jara Navarlaz, Mikel Escobales y Rocío Agudo. Bajo la coordinación de Asier Mendizabal, Ibon Aranberri e Itziar Okariz, los diez autores han podido profundizar en sus particulares y propios procesos y lenguajes, contando además con la presencia invitada de Camila Sposati, Kobe Matthys-Agency, Diedrich Diederichsen, Jon Mikel Euba, June Crespo, Katinka Bock-Thomas Boutoux, Lili Reynaud Dewar y Zbyn?k Baladrán.

"Cuando se reúne a tanta gente la convivencia es compleja, por supuesto. Pero a todos nos une la pasión por la investigación y el arte. Eso se traduce en el esfuerzo por limar asperezas, más allá de que tampoco puedes negar que esas asperezas también pueden ser productivas", explicaron ayer Okariz y Aranberri en la presentación de la exposición de esta iniciativa nacida de la colaboración entre Tabakalera y Artium.

Con la diversidad como "cuestión a tener presente" en este camino conjunto, lo que se ha pretendido, ante todo, es favorecer "el aprendizaje a través de la práctica", algo que según Okariz, va en contra de cómo se está llevando la formación hoy en las facultades de Bellas Artes.