martxoak 30

Experiencia real y virtual

La hora de los mayores. Tienen la valiosa experiencia de los años y ahora también se adentran en la realidad virtual

31.08.2020 | 00:27
Una de las integrantes de las Ehxperience labs participando en el último proyecto con las gafas de realidad virtual. Foto: N.G.

Los años van pasando y las cosas van cambiando. Uno de los grandes cambios que da pasos agigantados diariamente es la tecnología. Aunque la evolución de las herramientas digitales nos mejoren en ciertos aspectos del día a día, debido a su complejidad, están dejando de lado indirectamente a una gran mayoría de una parte de la sociedad, las personas mayores. Han pasado varios años desde que la digitalización se implantó en la sociedad, una sociedad que está viendo cómo los mayores no han cogido esa ola de la tecnología y se están quedando atrás. Por ello, para que esto no suceda, entidades y asociaciones como CaixaBank e IK109 están trabajando. Un trabajo que ha sido interrumpido temporalmente por el COVID-19, pero el hecho de no cejar en su empeño ha tenido como consecuencia que a partir del mes de septiembre se emprendan nuevos proyectos.

La principal entidad que se ha puesto manos a la obra para afrontar este problema ha sido IK109, asociación donostiarra sin ánimo de lucro, donde a través de la ayuda de la fundación "la Caixa", asociada a CaixaBank, trabajan para ofrecer soluciones a la brecha digital que existe sobre las personas mayores. Esta colaboración es parte de un proyecto que CaixaBank emprendió en 2008 para investigar sobre públicos a través de la cultura. Para Juan Pedro Badiola, director territorial norte de CaixaBank, la formación de los mayores en las herramientas digitales "puede mejorar su calidad de vida".

Debido a su poder de atracción territorial, la red de oficinas de CaixaBank puede apoyar a la Fundación "la Caixa" en su labor social. Detectando de esta manera, las necesidades de entidades sociales locales. Necesidad como evitar el distanciamiento social que produce la tecnología entre los mayores. Aportando a través de esta acción social, una ayuda económica para que IK109 desarrolle soluciones. Badiola destaca la importancia de "la solidaridad y colaboración entre las distintas entidades e instituciones para proteger a las personas mayores", algo que se convierte en fundamental a la hora de afrontar un proyecto como este.

'ehxperience labs'Los Ehxperience labs, según su presidente Xavier Rovira Rubiralta, son "laboratorios creativos, donde los más mayores y los jóvenes puedan inspirarse, disfrutar y aprender de las nuevas herramientas digitales", ya que "tratan de espacios abiertos para educar transformando, en un museo vivo y educativo". Todo ello mediante su laboratorio multisensorial, el cual ofrece soluciones a la brecha digital tanto de mayores como de jóvenes. Para ello colaboran con colegios y residencias de ancianos del territorio. Asimismo, investigan temas de la Agenda 2020-2030, que les preocupan, pero, como señala Rovira, "de momento no se alarman". Según comenta su creador y empresario catalán, "hacemos uso de los nuevos modelos educativos en los centros de mayores, como son la realidad virtual y extendida", así como mostrar la relación de las nuevas tecnologías con los procesos artesanales.

mejora del día a día Con todo este proceso, IK109 tiene el objetivo de diseñar un día a día más sostenible y significativo. El director territorial norte de CaixaBank, Juan Pedro Badiola, subraya la importancia de creer en el proyecto Ehxperience labs, debido a que "es el mejor ejemplo del amplio abanico de posibilidades didácticas y formativas que se pueden explorar a través de este tipo de herramientas".

Precisamente, uno de estos Ehxperience labs se realizó con el objetivo de que desaparezca la brecha digital, pero también a modo de homenaje al repostero guipuzcoano Jose Mari Gorrotxategi. Se utilizaron herramientas como la realidad aumentada, donde los más mayores tuvieron la oportunidad de crear su propio obrador y compartirlo con el resto de compañeros. De esta manera, la experiencia permitió a los mayores descubrir a uno de los grandes de la confitería vasca, sus materiales de trabajo y el material utilizado, donde lo emplea aunando la tecnología e historia. Esta Ehxperience labs, situada en un laboratorio, tuvo una gran acogida, ya que en enero y febrero recibió la visita de más de 400 mayores.