Consejos para guías turísticos: evitar aglomeraciones o espacios reducidos

Se recomienda mascarilla para el guía y los clientes siempre que no se pueda garantizar la distancia de seguridad

18.05.2020 | 11:39
Turistas consultando mapas y guías.

Mantener la distancia de seguridad, evitar aglomeraciones y sitios concurridos, realizar recorridos a pie y explicaciones de monumentos en espacios abiertos, desinfectar las audioguías y evitar el reparto de mapas, así como los saludos que impliquen contacto físico con el cliente, son algunas de las recomendaciones realizadas a los guías turísticos que comiencen a desarrollar su actividad en las próximas semanas de desescalada.

Así se recoge en una de las ocho guías elaboradas por la Secretaría de Estado de Turismo en coordinación con el Ministerio de Sanidad para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-COV-2. Las guías contienen especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión del riesgo para los diferentes subsectores del sector turístico.

La Secretaría de Estado de Turismo ha acordado con las comunidades autónomas coordinar un protocolo sanitario único frente al COVID-19 para preparar la reapertura del sector turístico conforme se suavicen las medidas de confinamiento.

Este protocolo homogéneo ayudará a los guías turísticos a identificar los riesgos en la prestación de su servicio e implantar las mejores prácticas en el mismo para ayudar a reducir al máximo los riesgos higiénico-sanitarios en el ejercicio de su actividad.

Por ello se le insta a identificar los riesgos existentes (recorridos a seguir, visita a monumentos, posibles aglomeraciones, tamaño de los grupos, restricciones en la prestación de determinados servicios turísticos, etc.), así como aprovisionarse de los recursos materiales necesarios, incluidos Equipos de Protección Individual (solución desinfectante, mascarillas, guantes).

Se insta a evitar el saludo con contacto físico, incluido el dar la mano, tanto a otros guías de turismo o proveedores, como a visitantes. Además, se debe respetar la distancia de seguridad siempre que sea posible.

En el caso de no poder garantizarse esta distancia se debe usar mascarilla tanto por parte del guía como por los clientes, además de mantener un lavado frecuente de manos sobre todo después de tocar superficies potencialmente contaminadas (pomos, barandillas, ascensores, etc.).

Se recomienda evitar compartir equipos de trabajo o dispositivos con otros guías de turismo. En caso de que exista alternancia en el uso de determinados equipos o dispositivos (walkies, radio guías, teléfonos, paraguas), se debe proceder a su desinfección para evitar el riesgo de contagio.

Evitar aglomeraciones y realizar paradas en espacios abiertos

El guía deberá informar a sus clientes de las medidas de prevención e higiénicas e instar a que se cumplan por el bien y seguridad de los demás (no tocar superficies, mantener la distancia de seguridad, uso de mascarilla, lavarse las manos frecuentemente).

El protocolo insta a los guías a elaborar recorridos de sentido único para evitar cruces de grupos siempre que se pueda (ciudades pequeñas, cascos históricos), evitar zonas susceptibles de concentrar aglomeraciones, evitar espacios reducidos y con aforos limitados.

Los recorridos a pie y las paradas para la explicación de monumentos deben realizarse en espacios abiertos, respetando la distancia de seguridad.

El guía de turismo debería solicitar a los proveedores con los que quiera contratar un servicio (alojamientos, restaurantes, autocares, museos, monumentos, centros de visitantes) el protocolo para la prevención de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID-19 que aplique.

En el contacto con proveedores el guía deberá evitar aglomeraciones a la llegada de los grupos, por ejemplo: enviando el listado previo de documentación de los clientes, repartiendo las llaves de las habitaciones dentro del vehículo, accediendo al hotel/museo/monumento de forma escalonada o estableciendo cita previa.

Cascos o audioguías desinfectados

El guía de turismo que opte por llevar guantes debe ponérselos delante de los visitantes aunque se recomienda optar por el lavado de manos antes y después de la visita y siempre que se compartan equipos.

Los cascos o audioguías deben ser debidamente desinfectados o ser un solo uso y se evitará el reparto de material impreso tales como mapas o folletos. Si no es posible, éstos deben encontrarse plastificados, y ser de fácil limpieza y desinfección o de un solo uso.

Debería mantenerse la distancia de seguridad entre el guía de turismo y los clientes, y entre ellos mismos durante todo el recorrido. Si no es posible, debe utilizarse mascarilla e instar a los clientes a utilizarla también.

Se recomienda evitar el uso de dinero efectivo y priorizar el uso de tarjeta u otros medios electrónicos contactless. En el caso de que se manipule efectivo, deben lavarse o desinfectarse las manos a la mayor brevedad.

En caso de utilizar vehículo propio para el transporte de turistas se debe desinfectar completamente a la finalización del servicio y, si el servicio comprende varios días, diariamente.