El Gobierno polaco cierra filas con su ministro de Educación

La oposición y asociaciones civiles pidieron su destitución por sus declaraciones antifeministas y contra el movimiento LGTBIQ

06.07.2021 | 01:14

Cracovia – La portavoz del partido gubernamental polaco PiS (Ley y Justicia), Anita Czerwinska, calificó ayer de "absurda" la exigencia presentada por varios partidos de la oposición, asociaciones cívicas y cientos de personalidades académicas para destituir al controvertido ministro de Educación y Ciencia, Przemyslaw Czarnek, protagonista de declaraciones antifeministas y contra el movimiento LGTBIQ.

Barbara Nowacka, vicepresidenta del principal partido de la oposición polaca, Plataforma Cívica (PO), pidió en el Parlamento polaco el cese de Czarnek, de quien dijo que es "malo, dañino" para los estudiantes y que está "lleno de odio y agresividad" pues "sus declaraciones lo descalifican incluso como parlamentario, y ni qué decir tiene como persona responsable del futuro de los niños polacos".

La designación de Czarnek, que es profesor de Derecho en la Universidad Católica de Lublin, como ministro de Educación y Ciencia estuvo rodeada de polémica desde el mismo momento de su nombramiento, en octubre de 2020. Al conocerse su designación, casi 350 miembros de la comunidad académica polaca, entre ellos profesores universitarios de todo el país y también de la propia universidad de Czarnek, y 150 de la Universidad Jaguelónica de Cracovia (la institución educativa más prestigiosa del país) publicaron sendas cartas en contra del ministro.

Czarnek, que recientemente expresó su deseo de hacer "más decente" la educación pública polaca y ha defendido el uso de castigos corporales en la educación familiar, ha provocado repetidas polémicas al decir que "decirles a las mujeres que pueden tener una carrera primero, y tal vez un hijo después es peligroso y no es aquello para lo que fueron llamadas por Dios". Además, durante el desfile del Orgullo Gay de Varsovia del mes pasado, Czarnek les llamó "desviados". Agregó que las personas del colectivo LGTBI "no son normales, son fetichistas indecentes que no deberían tener los mismos derechos que la gente normal".

noticias de noticiasdegipuzkoa