Bruselas busca un pacto para gestionar las demandas de asilo

La ministra austriaca para la Unión Europea asegura que "las reubicaciones de migrantes son una línea roja"

06.10.2020 | 20:49
Mujeres migrantes custodiadas tras desembarcar

La Comisión Europea (CE) confía en que la "solidaridad" entre los países propuesta en el nuevo pacto migratorio, que prevé que todos puedan implicarse en las devoluciones de los migrantes que no tienen derecho a pedir el asilo en la Unión Europea, facilite un acuerdo sobre ese plan.

Los nuevos retornos "patrocinados", en los que podrán participar los Estados miembros que no quieran acoger migrantes pero deseen ayudar en las devoluciones, estarán en el "centro" de las medidas de solidaridad del pacto migratorio, explicó el vicepresidente de la Comisión y responsable de Promoción del Estilo de Vida Europeo, Margaritis Schinas.

Schinas participó hoy por vídeoconferencia en un debate con la ministra austríaca para la Unión Europea, la conservadora Karoline Edtstadler, y el director del Centro Internacional para el Desarrollo de una Política Migratoria (ICMPD), Michael Spindelegger.

Resolver las líneas rojas 

"Si un país no puede acoger, puede participar en los retornos del mismo número de personas que habría acogido", indicó Schinas, que explicó que es un sistema que pretende resolver las "líneas rojas" de algunos países reticentes a acoger a demandantes de asilo.

Las propuestas anteriores, centradas en el reparto entre países de los solicitantes de asilo y que incluso planteaban cuotas obligatorias, impidieron llegar a un acuerdo y eso es algo que "no puede volver a ocurrir", dijo Schinas.
Entre los países que no aceptan acoger a demandantes de asilo figura Austria, cuya ministra dejó hoy claro que "las reubicaciones de migrantes son una línea roja" y pidió más detalles sobre la propuesta de Bruselas.
En particular a Austria le preocupa uno de los planteamientos de Bruselas, que prevé que los países que se ofrezcan a ayudar en los retornos pero no consigan reenviar a todos los migrantes, acojan a los que queden pendientes.

La ministra insistió por otra parte en que los esfuerzos deben centrarse en evitar la llegada de flujos y no adoptar medidas que puedan crear un "efecto llamada".Según el vicepresidente Schinas, el mayor efecto llamada lo crea la situación actual, es decir, "el hecho de que la UE no tenga una política migratoria".

Mecanismos para encarar la "presión" migratoria

Los ministros de Interior de la UE se reunirán el próximo jueves por videoconferencia para abordar el nuevo pacto migratorio y asilo, presentado recientemente por la Comisión Europea.El paquete de medidas introduce un mecanismo de solidaridad que se activará cuando un país esté bajo "presión" o en una situación de "emergencia".

Si un país sufre "presión" migratoria se activará el mecanismo que obligará al resto de Estados miembros a elegir entre acoger a una parte de los migrantes, participar en las devoluciones o implicarse con un apoyo operativo, por ejemplo financiando la construcción de un campo de refugiados.El nuevo mecanismo también servirá para las situaciones de "emergencia", por ejemplo si se repitiera una crisis como la de 2015.